“El Pepo” irá a juicio oral por la muerte de Ignacio y Nicolás

CRIMEN Y JUSTICIA

La Cámara de Apelaciones de Dolores elevó a juicio oral la causa que tiene como imputado al músico Rubén Castiñeiras, más conocido como “El Pepo”, por el accidente vial en el que murieron dos de sus músicos y por el cual está cumpliendo prisión domiciliaria.

Un año después del fatídico accidente ocurrido el 20 de julio del 2019 Rubén Castiñeiras cambia su versión de los hechos, seguramente aconsejado por su abogado, y envía un mensaje a los familiares de las víctimas: “Les pediría perdón por el hecho de ser yo el que manejaba la camioneta. Les pediría disculpas por el video que tanto salió por todos lados, el cual yo lo que manifesté, lo manifesté en un momento de shock”.

Castineiras está acusado de “homicidio culposo séxtuplemente agravado” por el siniestro en el que murieron Nicolás Carabajal e Ignacio Abosaleh, este último vecino de Ingeniero Maschwitz y ex bombero de la ciudad.

El tribunal de Dolores rechazó el pasado viernes el recurso de apelación interpuesto por la defensa de Castiñeiras y el pedido de sobreseimiento de la causa, mientras hizo lugar a la solicitud de elevación a juicio oral del juez de Garantías, Mariano Cazeaux.

Según la resolución, la Justicia confirmó la imputación sobre “El Pepo” basándose en seis agravantes al artículo 84 del Código Penal. Por esa razón, el cantante de cumbia quedó imputado por “Homicidio culposo séxtuplemente agravado por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un vehículo con motor, conducir bajo los efectos de estupefacientes y alcohol en sangre, a un exceso de velocidad de más de 30 km/h. de la velocidad máxima permitida en el lugar, por mediar culpa temeraria y por ser más de una las víctimas fatales”.

El juicio oral podría llevarse a cabo el año que viene, salvo que se defina hacer un juicio abreviado.

El cantante de cumbia hoy se muestra arrepentido luego de haber llenado la causa de mentiras y haber acusado a una de las víctimas de ser quien provocó el accidente asegurando que era quien manejaba la camioneta.  

La manipulación sobre los datos que dio sobre ambas víctimas, Ignacio Abosaleh y Nicolás Carabajal, continúan hasta el día de hoy cuando asegura que eran sus amigos, desconociendo responsabilidad laboral para con sus empleados.