El peligro de la quema de pastizales

El comandante Martín Maldonado, del destacamento Bomberos Matheu hizo un recuento de los últimos servicios del 2020 y primeros del 2021, dos de ellos por quema de pastizales y basura.

El pasado 31 de diciembre, a las 11:35, una unidad a cargo del oficial Rubén Brusa asistieron un llamado por un pilar domiciliario electrificado en la calle Felisa de Longhi al 500. Los bomberos que llegaron al lugar, cortaron la electricidad del mismo y dieron aviso a la empresa Edenor.
Esa misma jornada, a las 19:10, el suboficial Lavanda junto con dos móviles del cuartel central trabajaron en un incendio.
El 1 de enero a 6:10, en la calle Pueyrredón al 500, bomberos acudieron por el incendio de ramas con basura que se propagó hasta un poste de energía eléctrica. El operativo estuvo a cargo del suboficial Lavanda también.
Ese mismo día a las 4:15 horas, bomberos de Matheu acudieron a un supuesto accidente de tránsito en Avenida Lazarre y Salta, pero llegados al lugar no se registró siniestro alguno. Según contó el denunciante, un motociclista se habría caido de su rodado. Al parecer, se habría levantado y continuado su marcha antes de la llegada de los uniformados. El movil no tomó intervención.
En tanto que el 2 de enero, 11:40 en Japón y Portillo, en esta localidad bonaerense, los bomberos son alertados por incendio de pastizales y basura. Una dotación a cargo del suboficial Brusa acude al lugar, que sofocó las llamas sin causar mayores daños.
Ese mismo día, por la tarde, 17:40, bomberos voluntarios de Villa Rosa, de Pilar, solicitaron cooperación al destacamento de Matheu por otro incndio de pastizales en Zelaya, en las calles Castañeda y Piñero. Allí dos dotaciones de Matheu, a cargo del comandante Martín Maldonado, trabajaron una hora reloj en un campo privado con un frente de fuego de aproximadamente 200 metros lineales.