¿El fin de las franquicias inmobiliarias?

EL HCD DE ESCOBAR NO TRATÓ EL PROYECTO EN LA ULTIMA SESIÓN

Apenas dos meses atrás, y a partir de un reclamo emitido por el Colegio Inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires, la Inspección General de Justicia resolvió la inmediata disolución y liquidación de la empresa Re/Max en la Argentina, ya que el modelo de negocios no puede ser franquiciable y se considera un ilícito.

Para la IGJ, la empresa “ejerce indirectamente el corretaje inmobiliario eludiendo la legislación local, que establece imperativamente requisitos para esa actividad y se beneficia a través de RE/MAX Argentina S.R.L., participando de las comisiones de las operaciones inmobiliarias intermediadas por los números subfranquiciados, más allá de que esas participaciones pudieran aparecer ficticiamente calificadas como regalías o concepto similar, contributivo del uso de la marca ‘RE/MAX’”

En Escobar se esperaba que el Honorable Concejo Deliberante tratara este lunes en la 9na sesión este tema tras una charla mantenida con martilleros de la zona, pero por decisión de los presidentes de los bloques durante la labor parlamentaria el expediente quedó en comisión.

Si bien la mayoría de los colegios del ramo apuntan contra la empresa cuyo logo es un globo aerostático, cabe destacar que existen otras, de idénticas características, que operan bajo un sistema que estaría promoviendo inmobiliarias sin empleados propios, y que utiliza a los matriculados como meros “presta nombres” y alienta la multiplicación de “brokers” a través de cursos dictados por la misma compañía.

Consultada la titular de la inmobiliaria escobarense Lili Acorssi explicó: “Nuestra profesión no hace franquicia. Es un ejercicio pura y exclusivamente, independiente y único, a nombre propio. Podemos tener nuestras inmobiliarias con el nombre y apellido que nos corresponde, no podemos estar con nombres de fantasía, ni mucho menos que les pertenezcan a terceros. Esto es clarísimo. Hay algunas franquicias que tratan de justificar o encuadrar, y dicen que ellos hacen publicidad. Pero si usted escucha la publicidad y ellos dicen somos los lideres inmobiliarios, la interpretación que toma el hombre común es que son inmobiliarias. Acá es donde la gente común puede sufrir daños, cuando llegan a estas supuestas oficinas, con esa supuesta inmobiliaria que dice que son, lo que no son.”

Se ha podido determinar que algunas de estas franquicias cuentan con un martillero público detrás que presta el nombre.

“Hay martilleros que facilitan su bandera. Sobre esto los colegios de martilleros trabajan arduamente. A la gente le tiene que quedar en claro que a las inmobiliarias lo único que las habilita son los colegios de la Provincia. La municipalidad, al no ser comercio, porque es una profesión y las profesiones no se comercializan, no tienen injerencia sobre las oficinas inmobiliarias. El tema es por ejemplo en el 2018 ó 2019 la municipalidad habilito las oficinas de una de estas franquicias en Maschwitz. Les tendría que haber llamado la atención el por qué solicitaban una habilitación sino correspondía. Les tendría que haber hecho ruido, pero bueno eso era labor del municipio y de alguna manera los martilleros de Escobar también debemos acompañar al municipio en lo que necesiten para que revea esta situación porque ahí yo creo que ha habido un error involuntario por parte del municipio de Escobar”.

Mientras que martilleros y parte de la ciudadanía esperan que el tema se trate en una próxima sesión, la Inspección General de Justicia determinó que dicha compañía (Re/Max) ya no podrá operar, “debiendo iniciarse el proceso judicial de disolución y liquidación de la misma en el marco de lo dispuesto en los Artículos 18 y 19 de la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales”, tal como informó en un reciente comunicado.