El circo, la danza y el tango reanudan la actividad presencial

De a poquito se van retomando las actividades, las deportivas, las culturales, las de esparcimiento; aquellas que representan para muchos un corte en la rutina entre casa y el trabajo, y que para otros significan una fuente de ingresos. Y la comunidad escobarense no escapa a esta realidad. 

La noticia de hoy es el regreso presencial de las actividades de danza, circo y tango; tres rubros artísticos recientemente incluidos por el Ministerio de Cultura de la Nación como sectores de las industrias culturales.

 Así lo anunciaron desde el ámbito gubernamental, poniendo preciso hincapié en el respeto de los protocolos sanitarios existentes, que son el resultado del trabajo en colaboración y el consenso entre el Ministerio de Cultura de la Nación, la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT) y las diferentes asociaciones, organizaciones y movimientos sectoriales. 

Aquí, el detalle de lo que deberán tener en cuenta quienes se encuentren vinculados a estas actividades:

Protocolo para circo

Entre otras normativas, dicta que se deberá garantizar la ventilación de los ambientes de trabajo, salas o espacios en forma anticipada al ingreso y en forma permanente durante el desarrollo de la actividad. En caso de no contar con ventilación natural exterior, se deberá garantizar renovaciones por medio de inyección y extracción de aire forzada y/o complementar renovaciones faltantes con recirculaciones de aire por medio de sistema de filtrado según las pautas definidas por la Autoridad Jurisdiccional.

En el caso de que la actividad se desarrolle en carpa, además de las recomendaciones de ventilación, se deberá controlar el ingreso de aire mediante barrido (tanto por apertura de puertas, levantamiento de la lona o forzadores).

Las personas que desarrollen la actividad, al momento de ingresar al lugar deberán cambiarse de ropa en el vestuario, con una muda totalmente distinta a las que tenían puestas y que hayan traído dentro de una bolsa plástica cerrada. Además, deberá tenerse una segunda bolsa para colocar la ropa que se trae de la calle.

La ropa de entrenamiento debe ser lavada en el domicilio utilizando detergentes habituales y temperatura superior a 60°C.

Todas las personas se higienizarán las manos cada 30 minutos y en todo momento evitarán todo tipo de contacto físico.

Luego de terminar la clase las personas tendrán 5 minutos para retirarse del sector limpio y otros 10 para cambiarse en el sector correspondiente y retirarse del establecimiento.

Para artistas y compañías se conformarán burbujas de trabajo, de hasta un máximo de 10 integrantes, siempre que la actividad se realice al aire libre. Para espacios cerrados, el máximo será de seis personas.

Los artistas deberán guardar una distancia mínima de 5 metros con el público en todo momento mientras se desarrolle la función.

Protocolo para danza

La cantidad de personas permitidas en cada sala será definida por cada autoridad jurisdiccional pero no podrá superar, inicialmente, el 50 por ciento del factor de ocupación definido.

En las áreas de atención al público/recepciones y en el interior de las salas se debe garantizar la distancia social mínima de 2 metros con marcaciones en el piso que indiquen el espacio disponible para la actividad de cada uno de los participantes y su distanciamiento.

Para tipos de danza que requieran cercanía menor a 2 metros o contacto físico, será obligatorio el uso de tapabocas y máscara facial, el uso de alcohol en gel antes y después del contacto, la presentación de la declaración jurada de salud de forma periódica, y se indicará desinfección permanente de manos. Se sugiere que este tipo de actividad se desarrolle en breves lapsos de tiempo, con pausas para cumplimentar las medidas de prevención.

En caso que no se cuente con ventilación natural exterior, como ocurría con el circo, se deberán garantizar renovaciones por medio de inyección y extracción de aire forzada o complementar renovaciones faltantes con recirculaciones de aire por medio de sistema de filtrado. 

Protocolo para milongas y clases de tango

Los organizadores deberán establecer turnosegún el límite de público permitido, y con previa inscripción de los asistentes. Para eso, todas las personas deberán completar una Declaración Jurada de Salud.

Además, se deberá delimitar el espacio físico determinado para el desarrollo de la actividad, solo se permitirá la asistencia de parejas convivientes o de tango que sistemáticamente bailan juntas. En todos los casos, será obligatorio el cambio de zapatos de calle por los de baile en el lugar.

La distancia personal mínima de 1,5 metros en espacios al aire libre y 2 metros en espacios cerrados debe ser respetada en todo momento, a excepción de las parejas de baile al momento del mismo. No se podrán realizar cambios de pareja y los participantes no deberán hablar mientras se baila ni al desplazarse por la pista.

Tanto los organizadores como los bailarines o asistentes deberán utilizar protectores faciales que cubren nariz, boca y mentón (tapabocas o barbijo), y no podrán quitárselos en ningún momento.