El CAZC celebra la suspensión de la feria judicial de invierno

OPORTUNIDAD PARA RECUPERAR TIEMPO PERDIDO

Fue un logro conseguido a partir de decenas de pedidos de los distintos colegios de abogados de la provincia de Buenos Aires. El presidente del CAZC, Marcelo Fioranelli, se pronunció respecto a la resolución. 

Tras las intensas gestiones llevadas adelante por los presidentes de los veinte colegios departamentales que integral el Colegio de Abogados de la Provincia de Buenos Aires, la Suprema Corte de Justicia resolvió suspender la feria judicial de invierno, “en razón del estado de emergencia sanitaria y su inevitable impacto sobre el servicio de justicia”. 

“La medida surge a partir de las solicitudes que venimos realizando para que se tomen decisiones concretas para recuperar el tiempo perdido en la prestación efectiva del servicio de justicia durante la cuarentena” explicó el Dr. Marcelo Fioranelli, presidente del Colegio de Abogados del Departamento Judicial Zárate Campana. 

En este sentido, los presidentes de los colegios departamentales que conforman el Consejo Superior del Col.Pro.BA, plantearon medidas concretas para recuperar el atraso en el funcionamiento del servicio, entre las que se destaca la suspensión de la feria judicial de invierno.

Asimismo, en una carta dirigida a la SCJBA, los representantes de más de sesenta mil matriculados y matriculadas de toda la provincia consideraron oportuna una extensión horaria que permita ir recomponiendo la demora en la tramitación de todas las causas. 

A través del Acuerdo Nº 3979, la SCJBA sostuvo que la medida adoptada apunta a “satisfacer las necesidades del servicio y proveer de seguridad jurídica contemplando las formas de armonización con el ejercicio de los derechos de quienes prestan funciones en el Poder Judicial”. 

La medida se funda en la facultad que tiene el máximo tribunal provincial para suspender los períodos de inactividad “cuando razones de real urgencia o el cúmulo de tareas así lo hiciese necesario”. 

Finalmente, el Tribunal instruyó a la Secretaría de Personal a que elabore una propuesta de licencia compensatoria, “fraccionable en períodos no mayores de cinco días hábiles consecutivos, que deberá ser usufructuada dentro de los tres años siguientes al de finalización de la pandemia, cuidando de no generar una afectación al servicio de justicia”.