El barrio Doña Justa ya tiene su garita de seguridad

ANHELO DE LARGA DATA

Tal como este medio lo había anticipado semanas atrás, el miércoles por la mañana finalmente llegó la grúa a la esquina de las calles los Pinos y Cerro Catedral de Ingeniero Maschwitz para terminar con su colocación. 

Se trata de una torre de monitoreo con personal de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que llegó al barrio Doña Justa a raíz de un pedido de larga data que vienen efectuando los vecinos de la zona a las autoridades, por temor a los robos y hechos de inseguridad.

La misma funcionará con un efectivo policial monitoreando la zona las 24 horas del día, y cuenta con cámaras de última generación que poseen un alcance de 400 metros.  

Cabe destacar que dicho logro corresponde a los habitantes de la ciudad y en particular al compromiso del vecino Carlos Luna, quien si bien no se encuentra trabajando en el Municipio utilizó su llegada a las autoridades para gestionar este nuevo beneficio. En este sentido, desde hace meses viene organizando reuniones vecinales con los habitantes de la zona, quienes le manifestaron sus preocupaciones en materia de seguridad, y a raíz de las inquietudes volcadas durante estos encuentros es que se solicitó y se dio respuesta posteriormente a la colocación de esta garita, tal como lo habían prometido hace un par de semanas.

“Gracias a la gente que nos da una mano logramos algo muy lindo y muy importante para el barrio, porque nos va a dar un poquito de tranquilidad. Esto es un logro de los vecinos que lo vienen pidiendo hace mucho”, dijo Luna a este medio, luego de la llegada del puesto policial.

El vecino también agradeció a la concejala Carina Chmit, a Sergio Castellano y a Jorge Caballero, coordinador de la UGC Nº 14, quienes sumaron fuerzas para que esto fuera posible.