Desvalijaron a una jubilada con el “cuento del tío”

Ocurrió el jueves en la ciudad cabecera del distrito, apenas luego de que la víctima regresara de cobrar su jubilación en la financiera ubicada en Av. Tapia de Cruz e Hipólito Yrigoyen. Dos mujeres la abordaron, la acompañaron a su domicilio y, mediante artimañas, se llevaron todo su dinero.

La denuncia fue radicada por el hijo de la damnificada durante la jornada del jueves, justo después de haber tomado conocimiento de lo ocurrido.

La víctima, de 84 años y vecina de Belén de Escobar, salió ese día de cobrar su jubilación de la agencia ubicada en Av. Tapia de Cruz al 400, caminó dos cuadras, pasó la plaza principal, y a la altura 600 fue abordada por una mujer que comenzó a charlar con ella y a contarle que al día siguiente debía cobrar una suma millonaria de dinero. Decidieron caminar juntas hasta el domicilio de la anciana, ubicado en calle Independencia, y a mitad de camino se toparon con una segunda mujer, con quien también se pusieron a charlar, y esta refirió contar con gran cantidad de efectivo y un billete de lotería entre sus pertenencias. Después de dar algunas vueltas por el centro, haciendo amistad, retornaron con sentido al domicilio, donde al llegar, una de las mujeres se despidió. Mientras tanto, la otra le pidió si podía dejar temporalmente sus papeles importantes en la caja de seguridad, lugar donde la jubilada guardaba sus ahorros.

“Como había que subir una escalerita para acceder, la mujer se ofreció a subir por ella. Cuando bajó, mi mamá le dio de comer unas galletitas y agua para tomar. Después volvió la otra mujer, y se fueron”, relató el hijo de la damnificada, en conversación con este medio. Hasta entonces todo parecía normal, no hubo extorsión, ni pedido de dinero, ni violencia o enfrentamiento alguno. Solo fue hasta que el hombre, que mora en el piso de abajo, subió al domicilio, que ambos se dieron cuenta de los faltantes.

“Se llevaron toda la plata que tenía guardada. El oro, un par de cadenitas, unas medallas de guerra del abuelo y un medallón de ella. Le robaron absolutamente todo. No sabe en qué momento, pero entraron también en la habitación de ella, donde había dejado la plata de la jubilación, y se la llevaron. También le sacaron del monedero, en la cocina, 500 pesos. Le dejaron $ 50 en total”, remató.

Según consta en la denuncia, las autoras de la estafa fueron dos mujeres de entre 45 y 50 años, una de ellas morocha de pelo corto, y la segunda rubia, de pelo un poco más largo. Personal policial adelantó a la familia que se revisará el material filmado por las cámaras de seguridad para dar con ellas, aunque los damnificados no tienen esperanzas de recuperar lo robado.

“En ningún momento se dio cuenta. Cuando se fueron, me llamó para que le cambie el bidón de agua y me empezó a contar de las chicas que iban a cobrar mucha plata, y que ella les había ofrecido que guardaran los papeles en la casa. Cuando le pregunté dónde es que habían guardado esos papeles, es que caí en cuenta de la situación”, se lamentó el hombre.