Desarrollador de Puertos Escobar logró que se condenara a dos funcionarios corruptos

POR PEDIR COIMA Y ADULTERAR DOCUMENTOS PÚBLICOS

La investigación se inició en 2018, tras la denuncia por haberle pedido 40 mil pesos para simular una inspección en dos obras y no paralizarlas. Se trata de Julio César Amoroso, extitular de la Delegación Campana del Ministerio de Trabajo bonaerense durante el gobierno de María Eugenia Vidal, y de Gustavo Domínguez, que se desempeñaba como inspector.

Los ex funcionarios fueron condenados a dos años de prisión de ejecución condicional. En un juicio abreviado que confirmó el juez de Garantías de Zárate-Campana, Mariano Chausis, Amoroso fue condenado a dos años de prisión de ejecución condicional, inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos y una multa de 80 mil pesos por el delito de exacciones ilegales agravadas. Por su parte, el inspector Domínguez fue condenado a dos años y seis meses de prisión, también de ejecución condicional, ya que se le sumó la adulteración o falsedad ideológica de instrumento público, más precisamente la falsificación de un acta de inspección realizada en el lugar.

El ex inspector también quedó inhabilitado para ejercer cargos y recibió una multa de 80 mil pesos.

Según fuentes de la causa iniciada en el año 2018, un desarrollador del country Puertos Escobar, denunció que los ahora condenados le pidieron 40 mil pesos para simular una inspección en dos obras y no paralizarlas.

En las escuchas presentadas en la investigación, se logró identificar a los extorsionadores y fueron detenidos en momentos en que se simulaba el pago. Dos años después llega la condena tras un juicio abreviado.