Denuncian presunto ilegal movimiento de suelos

En un comunicado enviado a nuestra redacción, la asociación ambientalista expuso su preocupación por la ejecución de obras y movimientos de suelo en una zona cercana a la Reserva La Cañada de Escobar.

En el escrito afirmaron: “Hemos constatado que se encuentran ilegalmente y en plena ejecución masivos movimientos de suelos y otras obras que están provocando la destrucción de humedales del Delta del Paraná, en violación a derechos humanos fundamentales de incidencia colectiva (art. 41 y art. 75 inc. 22 de la CN), incrementando los peligros ante las inundaciones en zona poblada, por los impactos individuales y acumulativos generados por emprendimientos inmobiliarios desarrollados en estas zonas, de riesgo geológico de inundación extremadamente alto. La zona se inunda naturalmente, por lluvias, crecidas del Paraná y Luján, descargas de las napas y sudestadas, o combinación de dos o más de estos fenómenos”.

En el mismo comunicado, los ambientalistas aseguran que la Dirección de Medio Ambiente de Escobar ha informado que no obran registros de la presentación de un Estudio de Impacto Ambiental, y aducen que este resulta un requisito indispensable para dar inicio al proceso de evaluación de impacto ambiental, que incluye entre otros y de manera obligatoria la participación ciudadana a través de audiencia pública previo al inicio del movimiento de suelos, resultando en consecuencia que dichas obras estarían incumpliendo con lo legalmente establecido en la normativa ambiental vigente (ley nacional 25.675 y ley provincial 11.723).

“En consecuencia el Gobierno municipal, de acuerdo a las responsabilidades fijadas en la ley provincial N° 11.723 arts. 6, 23, 69 y 75, debe ordenar la inmediata paralización de las obras y la recomposición del daño ya producido (art. 41 de la CN y Ley N° 25.675), que requiere equipos interdisciplinarios de expertos. No obstante haber sido solicitada la paralización, hasta la fecha se sigue observando maquinaria trabajando permanentemente que continúa destruyendo estos valiosísimos humedales” – continua el escrito, y agrega: “Cabe señalar que la parcela afectada es lindante a la Reserva Ambiental La Cañada, la única zona protegida del sector, que quedaría aislada, situación negativa que atenta contra la finalidad de preservar la biodiversidad del ecosistema de barranca (especies de bosque nativo) y del ecosistema de humedal, que allí se encuentran”.

El mensaje destaca que las obras avanzan en los humedales de la Cañada del Cazador, en la parcela Circ IV, Parc. 179 ah, la cual consta de 181 hectáreas de superficie y posee un elevado valor ecológico y ambiental, que es susceptible de ser un bien del dominio público natural de la provincia de Buenos Aires, por integrar las llanuras aluvionales del río Paraná y del río Luján, y las napas de agua superficiales. La comunidad tiene el derecho a su uso y utilidad públicas de estos bienes, que se encuentran fuera del comercio, no pueden ser comprados ni vendidos, de serlo resultarían actos ilegítimos” –  dice la agrupación ambientalista y refiere al Código Civil (Ley N° 340) y al Código Civil y Comercial de la Nación (Ley. N° 26.994).

“Estos bienes comunes resultan esenciales para contrarrestar el cambio climático, se estima a nivel mundial que los humedales pueden capturar hasta el 40 % del carbono terrestre del mundo. Prestan además otros servicios vitales, no sólo para Escobar, como lo son el abastecimiento de agua y purificación de su calidad y ser un escudo protector frente a las inundaciones.”

Según la misma presentación “organizaciones sociales y más de un millar de vecinos ya se han manifestado mediante petitorios, solicitando la inmediata paralización de estas obras y a favor del establecimiento de una Reserva Ecológica en esta área, lo cual crearía oportunidades para la preservación, el desarrollo ecoturístico, y los usos educativos compatibles con un verdadero desarrollo sustentable, además de contribuir al área de amortiguación de la lindera Reserva La Cañada y el Parque Nacional Ciervo de Los Pantanos. En tal sentido se ha presentado ante la municipalidad una propuesta y anteproyecto para dicha Reserva ecológica y turística”.

Firman el comunicado: Red de organizaciones y vecinos de la Cuenca del Río Luján, Asociación Ambientalista del Partido de Escobar, Asociación Ambientalista Los Talares, Asociación Civil Patrimonio Natural, Asociación Vecinos del Humedal, Fundación Biósfera, Asamblea Delta y Río de La Plata, Amigos de la Quinta Gigordia, Inundados de Luján, Biblioteca Popular y Museo de Suipacha, Equipo de Arqueología y Paleontología de la Cuenca Media y Superior del Río Luján.