Dan de comer y merendar a 120 personas, necesitan ayuda

BARRIO PRESIDENTE PERÓN – Alicia del Valle López, vecina del barrio Presidente Perón de Garín y un grupo de gente preocupada por el prójimo brindan almuerzos y meriendas a jubilados y personas que la están pasando mal. Ellos necesitan, en principio, una cocina y una heladera, para continuar con tan noble tarea.

En tiempos de pandemia y de necesidades básicas insatisfechas una mujer de 72 años, garinense, se puso al hombro la difícil tarea de ayudar al que menos tiene. Alicia y un grupo de vecinos están haciendo los trámites para registrarse como entidad de bien público, “como corresponde”, resaltó.

El Centro de Jubilados y Pensionados “Las Flores de Jacarandá” está ubicado en el propio domicilio de Alicia López, calle Los Álamos 273 del barrio Presidente Perón. Ella es la presidente de la institución y solicita colaboración para continuar con la tarea de ayudar.

“Estamos dando de comer a más de 30 abuelos y vecinos, en total son 120 platos. Cocinamos con leña, en el patio de mi casa”, comenzó a relatar Alicia a Paula Geerneck en FM Líder 98.9.
“Necesitamos todo. Estamos desnudos”, resaltó.
Las Flores de Jacarandá está conformándose como institución “estamos haciendo los trámites legalmente, personería jurídica y todo lo que corresponde a una entidad de bien público”.
Alicia prestó su propiedad para desarrollar las tareas del Centro de Jubilados y Pensionados, “yo tenía un local y por razones de muchos asaltos lo cerré, entonces lo presté para poder hacer hacer el centro”.
“Fuera de la comida estamos haciendo la merienda tres veces a la semana. La Unión de Vecinos nos da la leche y el chocolate, por eso damos nuestra merienda a 80 personas. Chocolate o mate cocido”, agregó sobre los servicios que están brindando.

Con respecto a la ayuda que recibe, Alicia contó que hay muchos vecinos involucrados en la solidaridad, “vecinos, mucha gente que me conoce para apoyarme en todo sentido colaboran conmigo y con toda esta patriada al ver la gran necesidad del barrio, porque esto es horrible. No se puede creer que vengan a pedirte un mendrugo de pan”, remarcó sobre las necesidades del barrio.

La urgencia inmediata sería conseguir una cocina y una heladera. “Empezamos en la vereda, después nos mudamos al fondo de mi casa. Una señora vecina me prestó una olla de 100 litros para cocinar, después me donaron una ollita más pequeña. Hoy estamos cocinando a leña, como se puede. No se cocina cuando llueve”.
“Estamos necesitando de todo. Platos, cubiertos, vasos… La gente viene y se lleva comida en su vianda. Es espantoso es muy indecoroso para nuestra edad tener que pedir un plato de comida”.
“Necesitamos todo lo que es relacionado a lo que nosotros estamos dando y brindando con amor, con respeto y solidaridad y mucho amor a nuestro prójimo”, cerró Alicia López.
El teléfono de contacto para quienes puedan donar es (011) 15-51037417, Sra. Alicia.