Cruzada solidaria por los damnificados de los incendios del sur

Karina Villalba es una vecina de Escobar que estuvo colaborando con las víctimas de los incendios intencionales del sur del país. Gente que perdió todo, como es el caso de los residentes de la Comarca Andina y El Hoyo, entre otras localidades.


En esta última localidad viven unos amigos de Karina y ex vecinos del distrito, Patricia Lucattelli y su esposo, quienes se fueron a vivir allá hace varias décadas.


“Apenas escuché las noticias del incendio me comuniqué con Patricia, porque ya habían pasado otras situaciones similares en el 2011 y el 2015 con el fuego. Al ver la gravedad de la situación, Karina llamó a Patricia y consultó cómo podía ayudar. Y enseguida partimos para allá”, contó Karina.


Al llegar, vimos el cartel de El Hoyo prendido fuego y eso nos generó una angustia terrible, una sensación inexplicable”, manifestó.


Karina, normalmente, realiza cruzadas para ayudar a distintas personas que estén pasando situaciones difíciles y esta vez le tocaba ayudar a su “amiga/hermana” (como ella misma la define).


Por fortuna, esta familia no perdió su vivienda, como les sucedió a otras, pero allí había a muchas familias para asistir.


Lo primero que pidió Patricia fueron insumos para curar heridas, algunas cortantes y otras de quemaduras, ya que en la desesperación del momento, muchos lugareños se lastimaron, incluso también los bomberos. Gasas, agua oxigenada, cremas para las quemaduras, agua, etc. También paños para higienizarse, ya que muchas familias perdieron sus casas y no pueden bañarse.


“Inicié contacto con personas que podían ayudar, muchas de ellas compañeros míos de trabajo, y con las donaciones de dinero que conseguí compré todos los productos necesarios. Una empresa donó 120 paños. Llevé 36 litros de agua oxigenada, potes y pomos de platsul”, relató. En la cruzada se juntó un total de 40 mil pesos.


El traslado de toda la mercadería se hizo en el auto de Karina, que junto a su marido emprendieron el viaje hacia el sur. “Hicimos 19 horas de ida, sin bajar en ningún lado, sólo a cargar combustible, por el miedo a los contagios de Covid”. Recibieron las donaciones el hospital de El Hoyo, el hospital de Cuyén, los brigadistas de la zona.


En Buenos Aires Karina también está en contacto con Tomás Martiren, que también junta cosas para la gente del sur. Ya están previendo otro viaje para llevar elementos de construcción. Hay más de 15 mil hectáreas quemadas y muchos de los residentes volvieron a sus terrenos por temor a los saqueos. Pero viven en carpas, ya que sus casas se quemaron.