Cortaron la ruta 25 y denunciaron usurpación de la placita en Parque Florido

Vecinos de esa comunidad reclamaron antenoche por el despojo de un predio que aseguran les pertenece. Horas después, el terreno fue habilitado nuevamente como espacio público. ¿Qué sucede con la placita de Parque Florido? 

Vecinos de Belén se manifestaron antenoche con un corte en la ruta 25, a la altura de la quinta de Pérez Companc, por presunta usurpación de terrenos que corresponden a la placita del barrio Parque Florido. El Diario de Escobar estuvo allí, escuchando el reclamo.

La gente se concentró alrededor de las 20, en esa transitada arteria y expresaron que otros vecinos, supuestamente vinculados con organismos gubernamentales, se apropiaron del terreno. aparentemente con los papeles que acreditarían dicha adquisición.

Por su parte, los vecinos aseguran que el predio ubicado en Santo Domingo, entre San Francisco y San Agustín pertenece al barrio, según consta en documentos públicos. 

 “El intendente Sandro Guzmán en los papeles otorgó el predio en comodato al barrio. No avalamos esta supuesta venta. Queremos que alguien explique esta situación”, aseguró uno de los manifestantes. Al tiempo que agregó “éste lugar es mucho para nosotros porque los nenes van a jugar y los jóvenes lo usan como punto de encuentro. De esta manera, evitamos que los chicos deambulen por las calles con todos los peligros que eso implica y se reúnan en un solo lugar a pasar el rato, a jugar a la pelota, etc”

Un vecino de hace 43 años en el barrio, José Manuel Montenegro contó a este medio que entregaron estos terrenos, que son cuatro, en el año 2010 por medio de una ordenanza municipal a la Asociación Vecinal con el único fin de construir una canchita de fútbol, una plaza para niños y un salón de múltiples usos para el vecindario y que todo eso se mantiene del bolsillo de los vecinos.

Ayer, empleados municipales se acercaron al lugar y volvieron a poner los carteles que los supuestos usurpadores habían sacado al alambrarlo. También se llevaron los postes recientemente instalados, que impedían el libre acceso al predio. 

Otra vecina, que reside en el barrio por hace más de 40 años contó que “la semana pasada el pasto llegaba a la altura del techo de una casa”, por lo que en varias oportunidades se presentó en la UGC para pedir que se acerquen a cortar el pasto. “En otras oportunidades hemos pagado entre los vecinos para que venga un tractorcito a cortar”, explicó.

“Sería bueno que con todo lo que pasó, el municipio se ocupe un poquito más de este lugar, ya que somos el único barrio que no tenemos una plaza como la gente. Y lo poco que tenemos, lo pusimos los vecinos”.

“Queremos que todo este movimiento de prensa y policías, sirva para que el municipio haga de este espacio un lugar digno para nuestros chicos”, manifestó la mujer.

“Por lo pronto, los terrenos ya se pueden usar nuevamente, pero tenemos que esperar una citación para poder formar una nueva comisión y resolver estos problemas”, concluyó un conocido artesano local que reside en el barrio.