Continúan los reclamos por el desalojo de tierras usurpadas

DENUNCIAS CRUZADAS

La ocupación y posterior desalojo de terrenos en el barrio Stone sigue sumando capítulos, en un clima cada vez más enrarecido. El día anterior golpearon a un preventor e intentaron acampar frente a la plaza 

Tras el desalojo llevado a cabo en la mañana del martes sobre las tierras usurpadas en calle Sargento Cabral y Gral. Paz, en el límite del barrio Stone y San Luis, durante la tarde y tarde- noche del mismo día se produjeron distintos incidentes con parte de los tomadores de esas tierras que, si bien dejaron el predio de manera pacífica, no cesaron de reclamar un espacio para estar con sus familias.

En momentos en que se realizaba un censo en las instalaciones del Centro de jubilados Jubelén, por motivos que aún se desconocen el preventor Rómulo Blanco terminó golpeado en su rostro. Los manifestantes, luego se trasladaron una vez más a las oficinas de Desarrollo Territorial, ubicadas en Colectora Este y Estrada, y después se desplazaron hasta Plaza San Martín, frente a la Municipalidad de Escobar donde realizaron un acampe. Además de una importante cantidad de personal policial, se acercó al lugar la Secretaría de Seguridad de la Comuna, Dra. Graciela Cunial, quien luego de conversar con la gente logró que depongan su actitud y se retirasen de dicho espacio público.

En la tarde de ayer miércoles las familias acompañadas por organizaciones sociales volvieron a manifestarse en la plaza central de Escobar aduciendo la falta de respuesta a la promesa de que los damnificados por una supuesta estafa en la venta de dichos terrenos serían compensados económicamente.

En esta oportunidad el número de manifestantes fue mayor al de la noche anterior.

Los vecinos prepararon todo para el inicio de una olla popular y acampe e incluso realizaron una sentada sobre calle Estrada cortando totalmente el tránsito vehicular.

Fueron atendidos una vez más por parte del Ejecutivo municipal y a la salida informaron que los funcionarios les aseguraron que los ayudaran con subsidio previsto por Covid que ronda los 30.000 pesos.  De igual manera dijeron que en las escuelas donde están alojadas las familias que habrían quedado en la calle se realizarían refacciones para que los baños cuenten con duchas.

Un vocero del grupo aseguró al resto, que de no cumplir con lo firmado no solo llevaran a la Justicia a los funcionarios que se comprometieron a otorgarles un subsidio, sino que volverán en 15 días, los acampes, cortes de ruta y demás medidas de fuerza.

En tanto la Doctora Mariela Morittu Borthe, abogada patrocinante de las 60 familias que fueron desalojadas y aseguró que estas no son las 24 familias imputadas en la causa de desalojo. “Estas 60 familias que quedaron en la calle fueron estafadas. Compraron de buena fe. Son terceros adquirientes de buena fe. Los “usurpadores” son 24 personas que hoy en día no sabemos a dónde están porque cuando se inició la causa de usurpación aprovecharon vendieron de mala fe a estas 60 familias que compraron, invirtieron, construyeron y no estaban al tanto de la causa de desalojo”. La abogada además aseguro que los estafadores comercializaron las propiedades a través de la inmobiliaria Costa. “Costa sigue siendo el titular legítimo de esas tierras. Lo que pasa es que Costa ha estafado primero a las 24 personas, pero yo no soy abogada de ellos. Fue una estafa a través de boletos de compra venta, pagaré y demás que por supuesto todos sabemos que eso no acredita la titularidad. Esas tierras eran tierras en problemas”

En nuestra edición de mañana este matutino ampliará la entrevista realizada a Morittu Borthe donde aporta otros datos sobre la situación de sus defendidos.