Construcción de aulas y planificación de actividades

SOCIEDAD DE FOMENTO VILLA VALLIER

Tras el subsidio otorgado por el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, en el marco del programa Clubes en Obra, la Sociedad de Fomento de Villa Vallier va a terminar 3 aulas que es un proyecto histórico de la institución.

En dialogo con su presidente, el Dr. Cristian Rondinella nos contó:  “Las vamos a construir en la parte de arriba de la loza y van a ser destinadas exclusivamente a la educación. Tenemos ya primaria. Una vez que recuperamos la institución, que estaba mal ocupada, una de las primeras cosas que hicimos fue poner una primaria de adultos. Teníamos un núcleo de personas adultas sin estudios que no sabían ni leer, ni escribir, directamente. Como vimos que terminaron y también la gente seguía dando vueltas y por ahí no los recibían bien y no sabían dónde ir, coordinamos con el CEF y pusimos FINES. Entonces en Vallier podes hacer de adulto primario y secundario completo. Como la demanda crece y tenemos dos comisiones de FINES que serían 60 personas y la modalidad requiere más atención todavía, proyectamos hacer 3 aulas nuevas destinadas únicamente a eso en la terraza. Libre de todas las actividades, aislados del sonido y todo, para que estén más cómodos. Iniciamos la obra con nuestros recursos, pero como toda fomento sufrimos la crisis. Nos quedó la obra por la mitad. Ahora, por suerte, empezaron a salir subsidios, accedimos a uno de esos y con el dinero que nos depositaron hace 2 días recién, vamos a hacer las aulas de arriba”. 

La entidad cuenta actualmente con alrededor de 450 socios. Debido a la pandemia y a la difícil situación económica que esto provocó en todo el país, las cuotas, obviamente, no están al día. Pero ahora que les habilitaron los trabajos administrativos, la secretaria de la entidad está yendo todas las tardes. “La idea es que damos facilidades al que puede, tenemos una cuota que la acabamos de aumentar a fin de año, de $20 pasó a $50, para gente adulta, los menores siguen pagando $20”. La cifra sin lugar a dudas es simbólica y representa solo un compromiso de apoyo a la entidad. 

La organización, la voluntad de trabajo y seriedad en la gestión de esta entidad supo ganarse el respeto de distintos organismos gubernamentales al punto de haber sido elegidos para hacer entrega a otras instituciones de los libros para el alumnado del plan Fines. Cabe recordar que este plan llevado a cabo mediante el Ministerio de Educación, fija políticas educativas que se ocupan de recuperar para todos los ciudadanos la posibilidad de acceso, permanencia y promoción en todos los niveles y modalidades del sistema, y en particular, la modalidad de adultos. 

“Nos da mucha alegría porque estamos siendo reconocidos por el trabajo en educación. Nos llaman. Es un reconocimiento a nuestro trabajo. Es un trabajo serio y ordenado y continuo en el tiempo. No es que aparecemos un día para la foto, estamos siempre, de años y años, mucha gente se recibió ahí ya. Y por ejemplo con la pandemia nos llaman para ver si podíamos colaborar con la entrega de módulos alimentarios para prestar el edificio. Lo prestamos y todos los alumnos, los alumnos del continente que van a las islas, todo se coordina desde Vallier, se descarga la mercadería ahí, vienen los profes, reparten a los más lejanos y a los más cercanos vienen y retiran de ahí. Se llevan la bolsa de alimentos y el material didáctico. Se entregaron más de mil ya desde Vallier. Es un orgullo para nosotros. Para eso somos una sociedad de fomento no estamos para lucrar ni nada, sino para colaborar con la sociedad y más en estos momentos”.

Inspección Distrital y Coordinación Distrital y el Concejo Escolar se comunicaron con la entidad para ser sede de la entrega de libros de Fines. Si bien ya se había realizado una primera entrega, la del viernes por la tarde fue mucho mayor.

“No solo es para los alumnos FINES nuestros sino para toda la parte de Escobar. Los libros los fui a buscar yo en persona, son más de 200.Entregar un libro es uno de los actos más importantes que podemos hacer. Si bien colaborar con la pandemia con los alimentos y la olla popular que también lo hicimos. Entregar un libro es una herramienta para que esto no vuelva a pasar, para revelarse de todo esto y estar más preparados para la próxima pandemia. Entregar un libro es un acto fundamental, nos emociona muchísimo” – expresó Rondinella.

Por último, en diálogo con Radio Líder el fomentista adelanto los nuevos proyectos para el año que se avecina.

“Estamos planificando, si Dios quiere, el año que viene techar toda la cancha, una obra grande. Tenemos una canchita de futbol 5 adentro de la institución, que está techada por la mitad. Es un proyecto histórico que tenemos. Cuando nosotros recuperamos la fomento, hace 7 años, 10 de que comenzó el proyecto, perdimos la cancha. No hay cancha de 11. Perdimos el terreno. Ya cuando entramos ahí no había terreno por ningún lado. Así que uno de nuestros proyectos prioritarios antes de irnos nosotros, como comisión, es conseguir una cancha de 11. Estamos en vía de eso. El tema es que es como todo, si tuviéramos plata iríamos y compraríamos, como no tenemos, estamos por presentar un proyecto al municipio a ver si nos prestas un pequeño espacio para hacer la canchita. Sería muy grato. Es recuperar historia. Vallier nació del futbol. Somos reconocidos porque tenemos muchos trofeos guardados. Ahora estamos generando trofeos nuevos participando con los chiquitos. Está bien esa parte, pero queremos recuperar toda la historia completa”. 

Cuando la entidad recuperó el espacio y empezó a ver los papeles, comenzó a tener contacto con las personas y así se enterraron que existe todavía el equipo histórico de Vallier, los veteranos.

“La gente grande está jugando en nombre de Vallier los torneos. Así que los convocamos, hicimos una reunión el año pasado con toda la gente histórica, esa gente que vemos en las fotos. Más de 50 años, y siguen jugando con la remera de Vallier todo el equipo. Siento que la cancha es una deuda que tenemos con ellos. Lo vamos a solucionar ni bien podamos. Ahora estamos con las obras, hicimos un portón gigante, grande, para dividir lo que es la parte de la canchita de la parte donde hacen patín, taekwondo y demás actividades. Para que no haya sonido y gente que va y que viene. Hoy tenemos una reunión con gente de una comisión de deportes de contacto que se creó en Escobar, que nuclea todo lo que es boxeo en Escobar, y como vi que no tenían algún salón todavía definido, nada fijo, hicimos una reunión con las autoridades y van a empezar a dar esta actividad en Vallier. Vamos a poner un Rin profesional y se van a empezar a generar actividades de boxeo. Mixto. Para hombres y mujeres. 

Lo que estamos proyectando con estos chicos, ya que tenemos un salón grande, es hacer, cuando pase la pandemia y volvamos a esa nueva normalidad que ya se viene, un evento de boxeo una vez al mes. Como no hay un centro de boxeo en Escobar, que Vallier sea uno para los chicos amateurs, que están ahí empezando. Ese es uno de los proyectos”.

La Sociedad de Fomento Villa Vallier se está agiornando a las nuevas normativas. Les habilitaron las actividades para personas mayores, hasta una persona cada 16 metros cuadrados, que es lo que dice la misma. Como el espacio con el que cuenta la entidad es bien amplio y abierto en un costado, actualmente están dando actividades de taekwondo, zumba y futbol femenino de mayores. 

“El jueves pasado participamos de un zoom con las autoridades del municipio de Escobar, la Subsecretaría de Deportes, Secretaría de Abordaje Territorial y Gobierno. Nos dijeron que la nueva normativa permite las actividades para menores presentando el protocolo y una declaración jurada. Así que estamos viendo como nos adaptamos a eso. No podemos tirar toda la información de golpe porque van a venir todos los chicos corriendo, tenemos una Secretaria, las planillas, la pistolita de temperatura y con todo eso, si Dios quiere, dentro de poquito arrancamos con las demás actividades” – culminó diciendo el presidente de la entidad.

La entidad nacida en 1963 paso por muy difíciles momentos. Fue secuestrada, utilizadas para fines no fomentistas y, gracias al esfuerzo y el amor de un grupo de incansables vecinos, vuelta a recuperar. 

Vallier volvió a nacer y sigue creciendo. Recupera su historia y escribe cada día un nuevo capítulo.