Cómo funcionará en adelante el nuevo hospital Néstor Kirchner

En entrevista telefónica con Radio FM Líder 98.9, el secretario de Salud de la Municipalidad, Dr. Juan Manuel Ordóñez, describió los nuevos lineamientos de atención en las instalaciones del ex Sanatorio San Carlos, ahora intervenidas por la Comuna de Escobar.

Respecto a los más recientes hisopados practicados al personal de Salud que forma parte del staff del flamante Hospital Municipal “Néstor Kirchner”, el secretario Ordóñez puntualizó que, luego de los primeros 48 testeos que se realizaron al tomar el nosocomio, unos siete empleados dieron positivo para Covid-19 y debieron ser puestos en aislamiento. Transcurrido ese tiempo, en la actualidad se practicaron otros 48 hisopados más para corroborar la permanencia o retroceso de la enfermedad. De esta manera, cuando los testeos estén listos, los profesionales médicos podrán reincorporarse para que la institución recupere su funcionamiento al 100 %.

Por su parte, las guardias continuarán descentralizadas en las 3 UDP del distrito, o bien, en cualquier sala local que cuente con las mismas. “Este es el modelo que vamos a implementar, y el hospital se va a componer como un hospital de alta complejidad, cerrado, con derivaciones”, detalló Ordóñez, al tiempo que adelantó que se están realizando obras para la sala de Hemodinamia, y ya se encuentra instalada el área de Cirugía Cardiovascular con Unidad Coronaria. “Va a ser seguramente un centro de referencia con derivación. Los afiliados pueden ir a hacerse atender en cualquiera de las 3 UDP y, si es necesaria la internación, lo harán derivados por el SAME a nuestro hospital”, amplió.

También se está trabajando para reabrir los consultorios externos “con mucho cuidado y con mucho criterio”: “Sabemos que la población más vulnerable son los ancianos, la tercera edad, y tenemos que darles asistencia en algunas especialidades como neurología, cardiología y neumología”, dijo, al tiempo que anticipó que se está diagramando un cronograma de reapertura con turnos telefónicos.

Actualmente el hospital cuenta con 96 camas que pertenecían al ex Sanatorio San Carlos, y una nueva obra permitirá incorporar unas diez más, siete pertenecientes a la Unidad Coronaria y tres para shock room.

En cuanto a cirugías de urgencia, la sala solo permaneció cerrada durante una semana, tiempo durante el cual se le realizó una triple limpieza con amonio cuaternario para luego reabrirla con piso de terapia y área quirúrgica.

Oncología comenzó el jueves pasado, y hoy ya se están haciendo cirugías traumatológicas, comenzando a incorporar paulatinamente especialidades que hasta el momento estaban suspendidas en el ahora hospital.

Por su parte, el área de Diagnóstico por Imágenes ha sido completamente absorbida por la UDP de Garín, la cual cuenta con un mejor equipamiento actualmente que el hospital: ofrece un resonador multiconductivo, un tomógrafo de mayor pista y mayor resolución, y mamografía digital. Todos estos estudios deben ahora realizarse de manera programada, a fin de reducir el riesgo de contagio, adoptando medidas restrictivas que en muchos casos ralentizan la productividad. “Se toman precauciones que antes no existían y permitían hacer cinco tomografías por hora. Ya ahora, seguramente, se puedan hacer nada más que una o dos”, ejemplificó el funcionario.

Para finalizar, se refirió al avance del Covid-19 a nivel local indicando que el “famoso pico de fines de abril se retrasó”, y que “de los números que estoy viendo en distrito, está habiendo mayor cantidad de contagios diarios”. La Clínica San Carlos dejó en su momento cerca el 50 % de los contagios producidos en el partido de Escobar (42 %) y aumentó la mortalidad, ya muchos de los pacientes que se infectaron también fallecieron.

“Llegado el invierno, con el cambio de temperatura y la flexibilización de la cuarentena podríamos estar en presencia de una curva en ascenso. No sé si llegaremos al pico, o cuál será el pico en Argentina”, consideró.