Comerciante de Escobar donó una cocina industrial para Arco Iris

INGENIERO MASCHWITZ

El merendero del barrio San Miguel ahora tiene una herramienta nueva que agilizará en gran medida el trabajo que se realiza a diario para dar de comer a unas 80 familias de la zona. 

Recientemente, el vecino Marcelo Di Meola y su esposa Claudia, propietarios del comercio del rubro harinera “El José”, ubicada sobre la Colectora Oeste de Ingeniero Maschwitz, realizaron una generosa donación al reconocido merendero y comedor de nuestro distrito, “Arco Iris”, gestionado por la vecina Miriam González en el barrio San Miguel de la localidad. 

“La verdad estamos felices por la tremenda donación que recibimos. Fue una sorpresa para nosotros, es algo que necesitábamos mucho”, expresó tras el suceso la titular del establecimiento, en entrevista con este medio. Se trató de nada menos que una cocina industrial de seis hornallas, que solo se hizo desear un par de instantes hasta que finalmente se concretó su adquisición. 

Todo comenzó cuando Miriam planteó su inquietud al considerar que necesitaban de otra cocina para facilitar la labor de los jóvenes de Proyecto Alquimia, los cuales los fines de semana vienen preparando el almuerzo en la institución. “Teníamos una sola, y la olla con la que contábamos es para cuatro hornallas. A veces tenés otras cosas para cocinar, y no podés ocuparlas todas, entonces se me ocurrió tratar de organizar una rifa para comprar una cocina industrial de seis hornallas, que son carísimas ¿Sabes cuántas rifas teníamos que vender para poder comprar una?”, rememoró. Es por este motivo que se le ocurrió comprar en cambio un mechero. “A la noche hablé con Marcelo y le comenté de la rifa, me preguntó qué necesitaba y le mandé una foto por WhatsApp del mecherito. Después me llamó y me dijo que con su esposa nos querían hacer un regalo: una cocina industrial de seis hornallas. Imagínate mi corazón cómo latía, a mil por hora, de la alegría que tenía. Nunca pensé que fuera tan rápido”, narró, y destacó que Marcelo de la harinera El José es una de esas personas que permanentemente los está llamando y preguntando qué les hace falta. Colaboran con ellos desde hace muchos años, y también con otras instituciones. 

Poco tiempo después llegó con su camioneta cargando ya con la cocina, lista para ser instalada: “Es hermosa, una belleza, y no sabés lo que nos va a facilitar y todo lo que vamos a poder hacer ahora”, adelantó Miriam, haciendo hincapié en que actualmente se encuentran entregando 80 raciones de comida para los chicos y sus mamás, tanto los días de semana como los sábados, con los chicos de Proyecto Alquimia. 

“Es mucho lo que se hace, y ahora poder tener la posibilidad de trabajar con mayor comodidad es una re bendición para nosotros, porque agiliza el trabajo. Todo lo que estamos trabajando en este tiempo de pandemia cuesta tanto, pero bueno, con la ayuda de tanta gente se hace más llevadero el trabajo que se hace desde los merenderos y los comedores”, finalizó.