Colecta solidaria para una niña con leucemia

Eugenia es “una súper heroína” de cinco años que lucha contra una de las enfermedades más terribles de todas. Su familia trabajadora se las rebusca día tras día para poder satisfacer económicamente las necesidades que le produce este padecimiento.

Luego de múltiples diagnósticos médicos y algunos exámenes que le fueron suspendidos, su familia continúa orando y luchando por ella, para que pueda recuperarse pronto. Se trata de Eugenia, una niña de cinco años que padece leucemia y se encuentra internada desde hace varios días en el Hospital Garrahan. 

Su mamá, Carolina, vecina de nuestro distrito, contó a este medio que recientemente le practicaron a su hija un hisopado que dio negativo, y que actualmente padece fiebre y se encuentra muy decaída. También le hicieron una transfusión de sangre, le administraron antibióticos y le suspendieron las quimioterapias y la punción a raíz de un virus que contrajo. 

“Ahora tiene diabetes también, por lo que se complicó mucho más para Euge”, contó, especificando que en estos momentos se encuentra acompañada por su abuela, ya que la mamá debe cuidar de otra nena chiquita, de dos años, y se ve imposibilitada de reemplazarla a raíz del aislamiento. 

Su función en estos momentos en el mundo exterior es otra: la de retirar la medicación prescrita para Euge en farmacias de la CABA.

“Ahora están faltantes, no hay medicamentos. Tengo que rebuscarla”, narró Carolina. Con las múltiples desventuras que sufre esta familia, el contexto social y económico tampoco es propicio para que la pequeña Eugenia recupere su salud y puedan volver a tener un buen pasar, por lo que se encuentran solicitando donaciones a la comunidad. Previamente, antes del aislamiento obligatorio, la mamá organizaba rifas y juntaba tapitas, tarea que en la actualidad le resulta imposible. Por eso, decidieron abrir una cuenta bancaria con la que muchos ya están colaborando. 

“Todo lo que sea para colaborar con los gastos para Euge, bienvenido sea, porque son muchos. Ella consume muchos bidones de agua y hay que hervírsela. Toda la comida que consuma, carne o fruta, debe estar en muy buen estado, no puede estar pasada. No se puede cepillar los dientes, así que usa un líquido especial para enjuagar la boca, y también un jabón especial para bañarse. Es una enfermedad horrible y mucho más todavía en ella. Ahora está muy hinchada por las corticoides, pero hay que seguir para ver”, detalló, refiriendo que la iban a someter a una punción para evaluar el estado de su médula, a fin de discernir si precisa o no de un trasplante. 

“Ella extraña la plaza, comer comida con sal, comer golosinas… Ser una niña normal. Quiere jugar, andar; no puede tocar animales ni pasto, no puede hacer casi nada, así que solamente se la pasa adentro coloreando. Le gusta mucho dibujar”, describió. “Por suerte, muchos están colaborando hasta con tapitas, paso a retirarlas o me las traen, pero me están ayudando gracias a Dios”, finalizó. 

Para aportar su granito de arena, pueden realizar un depósito en la cuenta del Banco Francés, CBU 0170325040000047707492, cuya titular es Marcela Luna, DNI 21.425.703, teléfono (0348)4376580. Desde ya, Eugenia y su familia estarán muy agradecidas.