Club Social y Deportivo José C. Paz: el auge del fútbol femenino

En una entrevista exclusiva, la primer marcadora central del equipo contó cómo creció el fútbol feminino en la región y, a su vez, en el club que integra.

El Club Social y Deportivo José C. Paz es un equipo compite en la Liga Escobarense de Fútbol, la cual está afiliada al Consejo Federal de la Asociación del Fútbol Argentino (quinta categoría de AFA). Actualmente, sus equipos de ambos géneros participan de la Primera División A de dicha liga. En el combinado femenino en particular, en los últimos meses surgió un crecimiento de gran magnitud. 

Así lo contó Camila García, quien además de ser estudiante de medicina, con sus 22 años es jugadora y capitana del Club Social Deportivo José C. Paz. “El equipo creció un montón. No solo a nivel club, sino que también la hinchada. Vos ves la cantidad de seguidores que tiene el club y es la misma que en equipos de la C o de la B. Es un club que tiene mucho peso en el municipio y en todos lados”, comenzó Cami con alegría.

“Lo que veo es que el equipo se va conociendo cada vez más. Nosotras empezamos hace dos años y medio con el femenino en el club. Al principio, obviamente, nadie se conocía con nadie; era pasar la pelota sin entender las miradas. Hoy en día ya es otra cosa, es mirarte y saber que es lo que querés hacer, es distinto. Crecimos mucho como plantel, como así también cada una en lo personal porque, además de jugar a la pelota, te enseñan muchos valores. El acompañamiento que te dan es no solo dentro de la cancha, sino que vos salís y en la vida necesitas a esas personas que te ayuden”, continuó con respecto al enorme crecimiento de la división femenina del club.

Sin embargo, a pesar de este gran desarrollo, señaló que en tiempos de pandemia se hizo difícil el poder mantener el lazo debido al DISPO y ASPO correspondientes. “Con la pandemia fue un choque en lo personal para todas. El fútbol es también una escapatoria: ‘estoy mal, me voy a jugar a la pelota y me olvido’, pero no podíamos hacer nada. El entrenador nos hacía entrenar en casa como podamos, porque cada una tiene sus cosas de universidad, colegio o trabajo. Era entrenar en casa y mucha paciencia”, comentó.

A pesar de esa disyuntiva, lograron volver a la presencialidad en noviembre pasado para tratar de recuperar el estado físico que tenían antes de la pandemia, ya habían llegado a un nivel muy bueno y la vuelta a la presencialidad resultó “como empezar todo de nuevo”. Aún así destacó: “Lo que estamos haciendo ahora es jugar amistosos con clubes de AFA, ya sea de la Primera C o de la Primera B. Eso toma otro color y está bueno porque incentiva a las jugadoras, uno practica en estos enfrentamientos. Obviamente ellas están más avanzadas que nosotras, pero por el lugar en el que están”.

Según nos comentó Camila, la liga estaba definida para comenzar en el mes de marzo. Por año, la liga se juega en dos tramos, por lo que en el mes de agosto, aproximadamente, se jugaría la segunda mitad. “Nosotras nos estamos preparando para eso: al jugar con otros equipos más fuertes, como los de AFA, uno ya tiene un poco más de firmeza para jugar con los equipos escobarenses”, manifestó, y agregó: “Aspiramos a la liga profesional. Por ahora uno se conforma con esto porque es algo, obviamente, pero la aspiración de uno siempre es la liga profesional”.

En lo personal, a pesar de su posición como primer marcadora central, Camila marcó dos goles con la camiseta del Club Social y Deportivo José C. Paz. El primero fue contra La Sonia, en un partido que recuerda como muy “heavy”, debido a que recibió un botinazo en la cabeza. El segundo gol, lo convirtió de cabeza tras un corner ante Atlético Pilar en el último partido de la liga.

“La primera parte del año me toca vivirla desde afuera por una rotura de meniscos y dentro de la cancha no voy a estar. Sin embargo, sinceramente estoy muy confiada porque tenemos un equipo muy lindo, tanto de lo afectuoso como dentro de la cancha. Todas tiran para el mismo lado. Así que la expectativa es poder quedar en lo más alto y, si todo sale bien, ganar la liga. Lo importante es mostrar lo que venimos haciendo durante este tiempo: todo lo que venimos luchando y lo que nos vienen preparando, porque la verdad que el cuerpo técnico está haciendo un trabajo increíble. Tenemos nutricionistas, entrenador de arqueras, ayudante de campo”.

Al preguntarle sobre alguna referente en su posición, Cami señaló: “Sigo mucho y me encanta como juega Agustina Barroso. Me gusta mucho la tranquilidad que maneja, tiene una posición bastante firme. Puede ir Alex Morgan a encararla que no se va a inhibir, tiene mucha garra”. 

“Estoy totalmente agradecida con el club, tanto desde lo personal como del equipo. Como se esfuerzan para que sigamos creciendo cada día. Agradecimiento a todos porque siguen y la pelean sin bajar los brazos. Por la constancia que tienen con nosotras de querer que sigamos jugando pase lo que pase”, cerró en base a lo personal.

Prueba de jugadoras en el Club Social y Deportivo José C. Paz

Al ser cuestionada sobre el reclutamiento de jugadoras en el plantel, Camila constató: “Nosotras hicimos una prueba de jugadoras a mediados de enero y fue totalmente una locura. Cuando yo me fui a probar eramos 15 chicas, ahora eran más de 50. Todo eso es por el peso de las redes sociales: la visibilización que tiene el club hace que hoy en día sea esa la cantidad de chicas que quieren jugar con nosotras”.

“Nos hablaba gente de Bolivia, Paraguay, Mendoza y no lo podía creer. En ese momento tomé dimensión de lo que estaba haciendo. Ves una gran cantidad de chicas queriendo entrar y vos ya tenes la suerte de estar adentro”, siguió en base al gran alcance de la convocatoria.

Además, resaltó que el Club Social y Deportivo José C. Paz posee un gran nivel de inclusión. “El club no te va a excluir. Hay una nena que tiene 11 años y es la más chiquita de todas, también hay una nena que es sordomuda y que estamos tratando con el equipo de aprender lengua de señas para comunicarnos, si bien ya hay alguien del cuerpo técnico que se comunica con ella de esa manera. Es muy importante la inclusión”.

La era profesional del fútbol femenino

Semanas atrás, el plantel femenino del Club Atlético Boca Juniors se consagró como la primera campeona de una liga profesional de fútbol femenino. El hecho no sólo tuvo repercusiones en el Xeneize, sino que también fue una alegría para todas las divisiones del fútbol femenino.

“A veces podes perder jugando bien, que nos ha pasado, pero logramos imponernos y mostrar lo que somos. Obviamente te va a dar bronca el resultado, pero saber que lo hiciste bien es lo importante, el salir y estar orgullosa de lo que hiciste”.

“Yo soy fanática de Boca y me pareció una locura, lo viví de una manera increíble. El ver como estaban las jugadoras le da mucha importancia a lo profesional. Siempre fue profesional, pero estaba tapado. Por eso a mí me pone muy contenta que las chicas que hoy juegan, que siempre soñaron, ahora tienen mucho más cerca de poder llegar a ser una profesional”, contó Cami.

Luego de la obtención del título de Boca, se corrieron rumores sobre incluir la estrella en el escudo del club como el título número 71 de la institución. A pesar de varias personas que se oponían, Camila comentó: “Siempre estuve de acuerdo con eso. Es la primera liga profesional de fútbol femenino y se merece esa estrella. Pero no sólo por Boca, cualquier club del femenino que haya ganado se merece que la estrella esté en el escudo”.

En base al crecimiento del fútbol femenino fuera del profesionalismo expresó: “Cada vez veo más mujeres que varones pagando canchitas para jugar al fútbol hoy en día, me pone re contenta. Estoy muy feliz que vaya creciendo todo lo que sea mejor para nosotras”.

Y añadió: “El fútbol acá en Argentina se vive de una manera muy intensa y era como que solo podía ser masculino. Yo no veía esto en otros países. En Estados Unidos, por ejemplo, no había diferencia, masculino y femenino estaban a la misma altura. Tiene mucho que ver la sociedad también; yo me crié con 7 varones que me hacían atajar o ir a jugar a la pelota, olvidate de las muñecas. Hoy por suerte cambió mucho la sociedad y pudimos normalizar ciertas cosas, y esto del fútbol fue muy importante para nosotras”.

Además, se refirió a la llegada de jugadoras extranjeras de ligas elite al fútbol feminino argentino. “Con todo esto te das cuenta de todo lo que está se está haciendo hoy en día, la magnitud que tiene todo esto de que ya vengan personas de afuera. Siempre fue muy común que las argentinas vayamos al exterior a jugar, pero que vengan de afuera demuestra lo profesional que está siendo todo y me encanta. Son personas que vienen a jugar a un club argentino sabiendo lo que es allá, porque uno sabe lo que es Estados Unidos y lo que se gana; que vengan acá por un desafío personal es increíble”.

Camino a AFA

El Club Social y Deportivo José C. Paz aún no posee estadio ni predio de su propiedad. La sede de los entrenamientos, desde 2017 a la actualidad, y de los partidos, desde 2018 hasta el presente, es el campo de deportes del Club Atlético El Porvenir, ubicado en Fray Butler entre Patagonia y La Porteña (José C. Paz). Sin embargo, la Comisión Directiva está gestionando la incorporación de su primer predio deportivo propio del club para desarrollar sus actividades futbolísticas, crear sus instalaciones y expandirse con nuevos deportes. De esta manera, el club tiene la posibilidad de formar parte de AFA en un futuro cercano. ¿Quién dijo que el camino a las grandes ligas es imposible?

Por: Nicolás Morán