Cayó una banda que cometían entraderas

ALLANAMIENTOS EN GARÍN

Estaba integrada por menores de 15 y 16 años, acusados de cometer varios atracos. Secuestraron armas de fuego, cuchillos y dinero, entre otros elementos. Dos masculinos mayores también fueron apresados.

Cinco personas, entre ellas tres menores de edad, fueron detenidas por la policía, acusadas de cometer varios robos a mano armada, tras una investigación que comenzó a principios de este mes a raíz de un robo ocurrido en la calle Salas al 2500, en la localidad de Del Viso. 

Allí, varios sujetos armados intentaron violentar una puerta a patadas pero ante los gritos de auxilio de la familia moradora, escaparon, no sin antes disparar contra la propiedad.

Gracias al testimonio de vecinos y los videos de las cámaras  del lugar, los investigadores lograron determinar que los autores del hecho se desplazaban en una moto Honda de color blanco y azul y un automóvil Peugeot 505 de color bordó, y que se domiciliarían en la localidad de Garín.
Inmediatamente, el Juzgado de Garantías Nº 7 de Pilar ordenó un allanamiento en una vivienda ubicada sobre la calle Brasil y el pasado 6 de julio efectivos de la Comisaría 7ª, con apoyo de personal del Destacamento Lagomarsino, de las comisarías 3ª y 5ª, del CPP y de la Guardia Urbana, llevaron adelante el operativo en donde detuvieron a cinco personas, investigadas por cometer los delitos a mano armada, bajo la modalidad de “entraderas”.

Según fuentes policiales los detenidos son un hombre de 54 años, otro de 21 y tres menores, uno de 15 y los otros dos de 16 años. 

Durante el operativo se logró incautar una pistola calibre 9 milímetros marca Bersa mini Thunder Pro con numeración suprimida y 13 proyectiles en su cargador. También hallaron un revólver calibre 38 Special marca Smith & Wesson con numeración suprimida y seis cartuchos intactos en su tambor, un cargador rápido de revólver, dos fundas de pistola y revólver.

En la misma diligencia se secuestró una moto marca Yamaha 250 cc de color azul y blanco sin patente colocada, la cual tenía pedido de secuestro activo por haber sido robada el 30 de junio pasado. También una balanza electrónica, dinero en efectivo, varios títulos del automotor y chapas patente, además de tres chalecos refractarios, diez cuchillos de distintas medidas, cuatro camperas de color negra, cuatro pares de guantes y dos pantalones jeans y buzos oscuros, vestimenta que utilizarían para cometer los asaltos.

La causa fue caratulada como “allanamiento, aprehensión por robo calificado y tenencia ilegal de armas de guerra”.

Interviene la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 de Pilar, a cargo de Federico Mercader.