Casi no quedan plantas tóxicas en el Delta y ya permiten meterse al agua

Siguen recomendando usar el “cianosemáforo” que determina el estado del río según su color. Alivio para turistas e isleños.

A partir de los últimos resultados de los monitoreos, realizados el miércoles 20 de enero, se constató una considerable mejora de la situación en las aguas del Delta. También la presencia casi nula de bacterias que provocaban su color verdoso. De esta forma, los isleños, junto con los turistas, pueden volver a meterse en el río sin inconvenientes. No obstante, se recomienda tener siempre presente la herramienta del cianosemáforo.

“Este miércoles hicimos monitoreos y comprobamos que la situación mejoró muchísimo; incluso ya había gente metida en el agua. Pero es muy importante, tener la referencia del cianosemáforo, ya que la situación es muy dinámica y puede cambiar rápido”, asegura Paz Mazzola, Directora General de Gestión Ambiental del Municipio de Tigre.

“En el sistema del cianosemáforo tenemos niveles alto, medio y bajo, y a partir de esas tres condiciones, no recomendamos bañarse nunca en el agua. El nivel de riesgo alto y medio es fácil de visualizar porque hay manchas grande. El nivel bajo ya se tiene que identificar con un recipiente, porque es mínimo y hay que tomar una muestra y poder observar si hay pintitas verdes”, declara Mazzola.

Y agrega: “Lo importante es que los vecinos hagan siempre una evaluación visual de la situación. Si no se observan algas de color verdoso, o bacterias, ni con una muestra de recipiente, entonces las condiciones son propicias para que los vecinos se puedan meter al río y bañarse tranquilos”.

“En el último relevamiento vimos un nivel bajo en el Rio de la Plata y muy muy bajo en el Delta. Es decir que la presencia de cianobacterias está por debajo de las mediciones que manejamos como peligrosas o poco peligrosas”, detalla la directora de Gestión Ambiental del Municipio de Tigre.

Informar y difundir

Por su parte, los vecinos del Delta, si bien celebran estos avances positivos en la reducción de estas bacterias en el agua, continúan buscando alternativas a largo plazo para su tratamiento, y para evitar peligros. La irritación ocular, o las erupciones en la piel, en caso de sumergirse en el agua con malas condiciones, entre otras.

Es por ello que, desde el Observatorio Humedales del Delta sostienen que “la divulgación de información, por parte del Municipio, es esencial en estos escenarios, ya que en caso de un consumo inapropiado del agua, se pueden producir vómitos, diarrea o hasta ulceras bucales entre los vecinos o turistas”.

La disminución de las floraciones se debió, en parte, a las bajas temperaturas, mareas y sudestadas que ayudaron a que el nivel del río suba. Junto a las lluvias, los días nublados y las grandes ráfagas de viento, tambien contribuyeron a su decrecimiento.

Pero, a pesar de las buenas noticias, desde el Municipio recomiendan constantemente que los vecinos “esten atentos, porque esta situación cambia de un momento a otro.

De repente hay un boom de floraciones y de repente se puso todo el río verde, por eso son tan importantes las herramientas de difusión y comunicación con los vecinos”.

Y por último, en cuanto a una solución definitiva acerca de la presencia de las cianobacterias, Paz Mazzola, explica que esta situación se dio por distintos factores naturales, junto a las condiciones del río. Y que por ello, en este caso no puede haber intervención de las personas para repararlo, porque no alcanzaría.

“Lo que pasa es que hay muchos nutrientes, que tambien colaboran a que bajo ciertas condiciones estas bacterias se reproduzcan, simplemente porque son bacterias y es lo que consumen. Además, está el factor de la bajante del Río Paraná, que hace que esos nutrientes se concentren más, ​continua explicando Mazzola.

Por otra parte, la Directora General de Ambiente del Municipio, confirmó que los monitoreos que se vienen realizando semanalmente, junto a la Autoridad del Agua (ADA), continuaran durante todo el verano, para que se puedan tomar muestras y analizar los avances.