Cafiero aseguró que la “temporada veraniega” podrá continuar, aún con las restricciones

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró que las restricciones para mitigar el incremento de los contagios por coronavirus “no van a alterar la temporada” de verano, ni tampoco afectará el trabajo, la producción y los comercios.

“Queremos que la temporada continúe y sea de cuidados. Queremos defender el trabajo, la producción y los comercios. Necesitamos que se extremen cuidados para que la temporada pueda continuar. La temporada no se va a ver alterada en lo más mínimo por esto”, aseguró Cafiero ayer en una rueda de prensa en el Instituto Malbrán, donde se anunciaron beneficios para sus trabajadores y el sector y mayores inversiones para investigación científica.

El funcionario recordó que en la última reunión de entre el presidente Alberto Fernández y los gobernadores hubo acuerdo en la necesidad de restringir la circulación de la población no esencial en horario nocturno.

En concreto, el Presidente propuso a los mandatarios provinciales limitar la nocturnidad, acotar los viajes al exterior, y exigir test PCR en el momento que un pasajero aéreo llega a cualquier provincia, en especial a los destinos más comprometidos en términos epidemiológicos.

Ya la semana pasada, Fernández había pedido a la población, y en particular a los jóvenes, “responsabilidad social” en los cuidados para prevenir nuevos contagios de coronavirus, así como había alertado sobre “el riesgo de que todo vuelva a paralizarse” debido a que la pandemia “no se ha disipado”.

“Apelo una vez más a esa responsabilidad social de todos y todas porque el problema persiste, se mantiene y nadie está exento de contagiarse”, había afirmado en aquella ocasión el Jefe de Estado.

En tanto, ayer por la tarde el intendente del partido de La Costa, Cristian Cardozo, mantuvo charlas con sus pares de la costa atlántica para acordar el pedido de una extensión en el horario de inicio de las restricciones nocturnas previstas.

“Desde nuestro distrito pedimos reforzar los cuidado no sólo de los visitantes, sino de los prestadores de servicios turísticos porque debemos continuar con esta temporada y cuidar las fuentes laborales”, consignó.
Por su parte, la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales y Musicales (Aadet) difundió ayer un comunicado en el que solicita que se exceptúe a la actividad de teatro y conciertos de las restricciones para la circulación nocturna.

Carlos Rottemberg, propietario de los complejos Multitabaris/Multiteatro e integrante de Aadet, explicó el pedido en declaraciones a la prensa, al señalar que “desde que el 13 de noviembre dejó de ser una actividad clausurada la del espectáculo en vivo del teatro y la música realmente se desarrolló de una manera ejemplar”.

“La mejor prueba es que se cumplieron al pie de la letra todos los protocolos específicos de cada jurisdicción tanto de los artistas como de los músicos, que se desenvolvieron extremadamente bien, y además hubo muy buena aceptación por parte de los espectadores y espectadoras”, explicó.

Añadió que “por todo eso, entendiendo que nuestra actividad por naturaleza es nocturna, ya que dependemos de la disponibilidad de los públicos por fuera de la jornada laboral, necesitamos imperiosamente permitir el desarrollo de la actividad teatral y musical con los protocolos vigentes y aprobados sin ninguna restricción de horario”.

Sobre el aumento de casos de contagio de coronavirus, infectólogos se manifestaron en los últimos días a favor de sumar nuevas medidas de prevención.

Tomás Orduna, uno de ellos, aseguró que “estamos en un duro rebrote” de casos y agregó que en “en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) hay que poner algún tipo de restricciones”.

“No se pueden tomar medidas de media tinta, habría que restringir al menos un tercio del día, desde las 21/22 horas hasta las 6 de la mañana, porque si hago algo muy corto, no cambian las cosas”, afirmó.

En coincidencia con su colega, Eduardo López, también miembro del comité asesor del Ministerio de Salud, manifestó que “es muy alto el aumento de casos para considerar una variable azarosa”.

Si bien, el aumento de los casos se acrecentaron en los últimos días del año, con “la movilización de personas desde el AMBA hacia la Costa Atlántica y desde la Costa Atlántica hacia el AMBA”, el infectólogo explicó que los casos “empezaron a subir ya un poco antes, desde el 8 de diciembre aproximadamente”.