Beba salvada por un voluntario: cuando los ángeles se visten de bomberos

Un verdadero “milagro” ocurrió en Ceibas, provincia de Entre Ríos. Allí Mauricio Bugía, bombero voluntario de esa localidad, se convirtió en héroe en cuestión de segundos, cuando con sus manos logró salvarle la vida a una beba que llegó con un principio de asfixia.

A metros del taller mecánico donde se gana la vida, ubicado en el kilómetro 230 de la ruta Nacional N° 12, una mujer pedía auxilio con desesperación y cargaba entre sus brazos a una pequeña.

La beba, de tan solo 7 meses se había ahogado con un envoltorio plástico y había dejado de respirar, por lo que la madre salió raudamente a pedir ayuda.

Ese fue el instante en el que el bombero Bugía cruzó la ruta y acudió al llamado de rescate.
Dada la capacitación bomberil, pudo realizarle a la niña maniobras de primeros auxilios, las que lograron que la bebé expulsara el elemento que causaba la asfixia y desobstruir las vías respiratorias.

El bombero colocó a la pequeña boca abajo sobre sus piernas y con sus manos inició los masajes que en cuestión de segundos lograron salvar a la criatura que rompió en llanto, lo que fue un momento de verdadera emisión para todos.

Mauricio Bujía, el héroe de la jornada, se mostró agradecido por haber tenido estos conocimientos de primeros auxilios, capacitación a la que muchos servidores públicos acceden y muestran la importancia que tienen en casos extremos como el vivido.