Avanza la construcción del primer biodigestor del distrito

La obra se ubica en el Mercado Concentrador de Frutas y Verduras de la Comunidad Boliviana del barrio Lambertuchi y tiene como objetivo el aprovechamiento del biogás a partir de un proceso de homogeneización y un modelo sostenible de transformación de residuos orgánicos en energía eléctrica.

En el marco del programa Escobar Sostenible, el intendente interino Beto Ramil supervisó la etapa final de la construcción del primer biodigestor del distrito. La obra se ubica en el Mercado Concentrador de Frutas y Verduras de la Comunidad Boliviana del barrio Lambertuchi, en Belén de Escobar, y tiene como objetivo el aprovechamiento del biogás a partir de un proceso de homogeneización y un modelo sostenible de transformación de residuos orgánicos en energía eléctrica.

Además del intendente interino, la actividad contó con la participación del asesor del ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Carlos Silva; el jefe de gabinete de la Subsecretaría de Desarrollo Agrario y Calidad Agroalimentaria de la Provincia de Buenos Aires, Javier Cernadas; el director provincial de Agricultura Familiar y Desarrollo Rural, Ezequiel Wainer; el director del Proyecto Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Juan Pérsico; y el Presidente de la Colectividad Boliviana de Escobar, David Acchura.

“Este proyecto, que está próximo a inaugurarse, se pudo realizar gracias a un trabajo sinérgico entre el gobierno nacional, el gobierno provincial, la Colectividad Boliviana y nuestro intendente Ariel Sujarchuk, quien aún en tiempos de pandemia nunca dejó de trabajar para impulsar políticas públicas que reduzcan la contaminación, fomenten la economía circular y cuiden el ambiente”, expresó Ramil, y agregó: “Es una obra que está en construcción, pero que está muy cerca de ser una realidad. Lo que nos va a permitir convertir en energía los residuos diarios de la Colectividad Boliviana”.

Asimismo, Silva manifestó: “Esto es un proyecto que forma parte de la donación del PNUD en el cual el Ministerio de Ambiente, junto con el Municipio de Escobar lo han desarrollado. Escobar tiene una gran vocación ambiental y un trabajo de fondo con todo lo que tiene que ver con la ecología y el medioambiente. Los funcionarios de nación están muy acostumbrados de estos proyectos, por lo que los están apoyando permanentemente”.

“La mayoría de los residuos orgánicos generan lo que es el metano, que es un contaminante de la atmósfera muy grande, contamina hasta 10 veces más que el dióxido de carbono. Entonces, lo que hacemos es transformar ese metano en energía eléctrica y lo utilizamos. Ahorramos las emisiones de basura y reducimos el consumo de energías no renovables”, explicó Wainer, quien además añadió: “Lo más importante de acá es recuperar lo que es un residuo que tiene costos, contamina y genera malos olores para transformarlo en una energía limpia y biofertilizante. La idea de la economía circular es recupar todo lo que estamos usando y devolverlo para tratar de tener una impronta en lo que es el ambiente”.

En un trabajo articulado con el gobierno nacional y el gobierno provincial y en el marco del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Municipalidad de Escobar se encuentra en la etapa final de esta obra, ubicada en una zona comercial estratégica, que permitirá generar energía limpia y sostenible, producirá biofertilizante y brindará una solución a las toneladas diarias de residuos orgánicos que se destinan a disposición final.

“Agradezco al Ministerio y a la Municipalidad en poder brindar este apoyo importante. Desde la Colectividad somos privilegiados de estar en Escobar y formar parte de esta actividad. El biodigestor es un beneficio muy grande a nivel económico y es un orgullo para todos”, finalizó Acchura.