Ariel Sujarchuk: “Desde el vamos, declaramos la emergencia administrativa”

En contacto con la prensa nacional, en el día de ayer el intendente reconoció que “se desplomó la recaudación municipal” asegurando, sin embargo, que hay recursos disponibles para pagar los sueldos del mes de marzo.

“Tengamos en cuenta que hasta mitad de mes, aunque con la situación económica que ya veníamos arrastrando, siguió funcionando el circuito y además tenemos algún fondo residual de contingencia. El problema va a ser abril, y mucho más mayo, porque se desplomó la recaudación en Escobar” destacó al respecto, y explicó que dicha situación radica en que “en este momento lo que está paralizado es el circuito económico,es como un gran feriado,y más teniendo en cuenta a aquellos que hoy están con una grave situación para autosustentarse. Hablo de gente de clase media, cuya capacidad contributiva de repente se vio muy limitada”.

En esta situación de crisis generalizada, el intendente recordó que “desde el vamos declaramos la emergencia administrativa, que técnicamente es lo mismo que la emergencia económica. Esto significa que ponemos el presupuesto y la asignación de recursos en función de esta situación”, y aclaró seguidamente que el 90 por ciento de los recursos municipales están destinándose a tres rubros fundamentales: el sanitario, el alimentario y pago de salarios y recolección de residuos. “La crisis alimentaria hoy es tan grave como la crisis sanitaria. La cantidad de demanda de alimentos es concreta, es real, es muy intensa, y eso nos obliga a tener una respuesta, porque no hay nada más racional que salir a buscar comida cuando no tenés cómo darle de comer a tus hijos”.

Según sus propias palabras, esta emergencia administrativa implica puntualmente la suspensión de contrataciones,de obras que estaban por lanzarse, y la reasignación de partidas al presupuesto de Salud, el cual si bien ya contaba con una parte importante del mismo, recibióun extra, así como también el área de Desarrollo Social. “Lo que nos permite la emergencia es disponer por decreto la reasignación de partidas y que no falten recursos, garantizando además el pago de sueldos al personal”.

“No podemos perder la conciencia colectiva”

Consultado acerca de cómo se controla el cumplimiento de las medidas de aislamiento e higiene en los sectores más vulnerables y en medio de una crisis habitacional, Sujarchuk reconoció que “es un problema urgente que tenemos, no lo podemos negar, y tenemos que administrarlo con prudencia y conocimiento territorial. En este sentido, hemos hecho una gran descentralización para que la gente tenga el Estado presente lo más cerca posible de su casa. En general, cuando hay buena voluntad, también hay muchísima más organización y uno puede trabajar mejor”, dijo al respecto. “Lo que no podemos perder es la conciencia colectiva. El esfuerzo de la mayoría del país no puede ser desperdiciado por una minoría del 10 por ciento”, cerró.