Aprobaron la expropiación de tierras para la construcción de penitenciarias en el Conurbano

LEGISLATURA BONAERENSE

El presidente del bloque de Juntos por el Cambio, Roberto Costa, se manifestó en contra de algunas de las locaciones elegidas y pidieron modificarlas.

El Senado bonaerense aprobó definitivamente el proyecto del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, para expropiar terrenos en el Conurbano que serán destinados a la construcción de cárceles y alcaidías.

La iniciativa contempla la construcción de dos unidades penitenciarias con capacidad de mil plazas cada una y diez alcaidías para 300 reclusos en cada dependencia. Las construcciones se levantarán en los municipios de Quilmes, Merlo, Moreno, La Matanza y Tigre.

“El Ministro dio una cabal demostración y explicación de este plan integral, considero que es histórico y reparador para la situación del Servicio Penitenciario Bonaerense. Construir establecimientos y alcaidías va a permitir garantizar derechos y otorgar condiciones dignas a quienes están privados de la libertad”, dijo el senador Gustavo Soos.

La oposición mostró resistencia en algunos puntos del articulado, sobre todo por la elección de los terrenos elegidos, pero coincidieron en la necesidad de que se levanten estos espacios carcelarios como parte de una política de Estado. Por eso pidieron incluir que sea la o el intendente quien dé el visto bueno al lugar donde se construya la cárcel.

Sobre esto, Soos especificó: “Es virtuoso que se dé en lugares donde objetivamente provine la mayor cantidad de detenidos, esto los acerca a sus familias. Además tenemos otra problemática que es que tenemos las comisarías abarrotadas de detenidos, con lo que eso implica para ellos y para los policías que fueron formados para prevenir y reprimir el delito”.

Además, establece la culminación de obras para 2.050 lugares, algunas iniciadas por María Eugenia Vidal con diferentes estados de avance. Para ello, ya se habrían realizado pagos a proveedores para avanzar en el corto plazo.

“Estamos encontrando un camino no solo de consensos, sino que se habla de acordar políticas de Estado y se está dando en esta temática. Destaco el acompañamiento, porque estamos dando el puntapié para llevar adelante una política que viene a sanear años de deficiencia”, concluyó el senador oficialista.

Según explicó el propio Alak, la decisión de que las cárceles se concentren en el Gran Buenos Aires, en un corredor entre la avenida General Paz y Ruta 6, responde a que cerca del 70% de los detenidos son residentes del Conurbano.

Además, las cárceles bonaerenses están sobrepobladas y según las estimaciones del Gobierno, aun habiendo adaptado algunos espacios, hay un faltante de 20 mil plazas y en algunos casos los internos duermen en lugares que no están destinados para ello.

“Es un tema que se abordó con responsabilidad y seriedad frente a un hecho necesario. Es una ley que no escucha a los vecinos, nadie niega que sea necesario pero la elección de Quilmes es incomprensible, estamos parcialmente de acuerdo. Nosotros pudimos incrementar la cantidad de delincuentes en su lugar y no como el gobierno actual”, manifestó la senadora del PRO, Lorena Petrovich.

Asimismo, tener alcaidías de esas características en los distritos permitirá sacar a los detenidos de las comisarías ya que el gran objetivo es no tener ningún recluso en ese tipo de dependencias como sucede actualmente, producto de la sobrepoblación.

“Vamos a estar controlando que esto ocurra y sea transitado como está planteado en el espíritu del proyecto. Hablamos en defender a los que hoy no tienen voz y para eso estamos nosotros”, concluyó Petrovich.

Como establece el proyecto, las unidades se construirán de acuerdo a las normativas Nelson Mandela de la ONU, que establecen que cada una contará con escuelas, talleres, espacios para la producción agrícola, espacios especiales para visitas y hospitales para atención médica.

Por último, el presidente del bloque de Juntos por el Cambio, Roberto Costa, manifestó coincidir con la necesidad de crear estos espacios y aseguró que Alak manifestó que “la necesita rápido”, aunque resaltó la oposición para las construcción en Quilmes, cerca de la ribera.

“Coincidimos en el fondo de la cuestión porque también en los últimos 4 años cuando fuimos Gobierno nosotros estábamos con este problema y era un dolor para todos, cómo no vamos a estar ocupados en este tema, como lo hicimos durante mucho tiempo”, enfatizó.

En ese orden, manifestó que los legisladores de la Primera sección votarían en contra de la ubicación de las cárceles y alcaidías sobre terrenos que no son propicios, y manifestó que “a nuestro entender, cometieron un error en elegir esos lugares y error que el propio oficialismo reconoce y sobre todo en la persona del Ministro. Si llegan a hacer una alcaldía en Escobar, los colchones van a salir flotando, una locura, un error sin par”.

Por último, el senador y presidente de la bancada oficialista Gervasio Bozzano, manifestó que “somos consecuentes, y si el proyecto al que hacemos referencia está mal ubicado haremos las modificaciones necesarias” y aseguró que “la liberación de presos” no es algo que corresponda al Ejecutivo ni al Legislativo, sino que “es trabajo de la Justicia”.