Alberto Fernández: “Tanto esfuerzo no es en vano, tiene sentido”.

El presidente Alberto Fernández aseguró esta noche que si en el país no se hubiera implementado la cuarentena obligatoria hoy habría “45.000 casos” de coronavirus, contra los 1.975 que se confirmaron este domingo.

“Desde el primer caso, el 4 de marzo, hoy tendríamos que haber tenido 45.000 casos (sin cuarentena), y tenemos 1.975”, subrayó el Presidente, al encabezar el anuncio de la nueva extensión del aislamiento en la Quinta de Olivos.

“Si hubieran sido 45.000 los casos, no quiero pensar cuántos hubieran sido los muertos”, señaló el Presidente.

Fernández aseguró esta noche que “la cuarentena tiene sentido, hemos acotado mucho el contagio, pero estamos muy lejos de enfrentar a la enfermedad”, señaló el jefe de Estado.

En la Quinta de Olivos, Fernández sostuvo: “Nadie sabe cuándo va a terminar este martirio, por lo tanto, la única posibilidad que tenemos es hacer lo que estamos haciendo”, dijo al anunciar que el aislamiento social, preventivo y obligatorio “va a seguir exactamente igual en las grandes ciudades y en los grandes centros urbanos”, pero se tratará de una “cuarentena administrada”.

El jefe de Estado indicó que, junto a los gobernadores, estarán “viendo poco a poco dónde se puede focalizar la apertura de la cuarentena” y enumeró nuevas excepciones.

“Cada gobernador dirá cuál es el pueblo que hay que declarar cuarentena comunitaria, qué tipo de actividades cree que pueden llevarse a cabo y nosotros analizaremos con el ministro de Salud la viabilidad, y también se consultará a los epidemiólogos”, explicó el mandatario.

En este sentido precisó: “Iremos viendo poco a poco dónde podemos focalizar la apertura de la cuarentena. Esto va a ocurrir a partir del decreto que firmaremos mañana”.

Además, señaló que “hay algunas actividades que se van a permitir, por ejemplo los talleres de autos para reparar los vehículos, patrulleros, ambulancias que son utilizados por los que están exceptuados lo mismo con las gomerías”.

También anunció que desde el lunes próximo los bancos van a empezar a funcionar con un protocolo de atención a clientes.

Fernández adelantó que la cuarentena obligatoria se extenderá hasta el próximo 26 de abril, para evitar que suba la curva de contagios del coronavirus, aunque no descartó que luego de esa fecha el aislamiento continúe, ya que expresó que el 27 de abril se volverá a analizar la medida.

“Tenemos que empezar esta etapa con alegría, porque el esfuerzo valió la pena”, señaló el jefe de Estado, y destacó “el alto nivel de adhesión social que tiene la extensión de la cuarentena”.

Y agregó: “Les pido que no nos relajemos creyendo que las cosas ya están”.

En respuesta a varios requerimientos, otra de las áreas que se analizó fue el tema de las personas con discapacidad y el encierro. Se habilitará la salida a niños autistas o alguna discapacidad que lo requiera.

Con respecto a la actividad física reclamada por algunos gobernadores para que realicen algunos habitantes. Hay una posibilidad de que se haga saliendo cinco cuadras a la redonda y con terminación de DNI. “Cuando veamos que esto no se cumple vamos a estar obligados a volver para atrás y no quiero volver para atrás, quiero que cada paso que se de sea un acuerdo social; quiero hacer lo que la autoridad sanitaria recomienda” expresó Fernández.

Por último el primer mandatario nacional agradeció a todos aquellos que pertenecen a las actividades esenciales y han desarrollado sus tareas este tiempo de cuarentena

Bancos

Las personas que pretendan ir al banco desde el lunes próximo deben gestionar su turno para ser atendidas, requisito que fue impuesto en el marco de la cuarentena.

La solicitud de los turnos debe realizarse a través de los canales electrónicos que habilitaron las entidades financieras, como home banking, mail o línea telefónica.

Según lo dispuesto por el Banco Central, el lunes 13 sólo podrán asistir quienes posean DNI con terminación 0 y 1; el martes, 2 y 3; el miércoles 4 y 5; el jueves, 6 y 7 y el viernes, 8 y 9.

El turno quedará registrado en un comprobante, que el cliente bancario tendrá que presentar para ingresar a la sucursal y que servirá, también, como permiso de circulación.

Si bien la atención será presencial -con turno previo al menos hasta el viernes 17- el Banco Central dispuso que, por ahora, las cajas no atenderán, salvo para jubilados y pensionados, con los esquemas de pago ya establecidos.

Los turnos habilitarán gestiones administrativas (por ejemplo, retiro de tarjetas, firma de documentación, acceso a cajas de seguridad).

No habrá atención por ventanilla para depósitos, pagos o extracciones.

Los depósitos y pagos se podrán gestionar a través de cajeros electrónicos, terminales de autoservicio, buzón de pago y transportadora de caudales, de acuerdo con lo dispuesto oficialmente.

A lo largo de la semana próxima, los bancos fueron habilitados para extender en dos horas su horario habitual: por caso, en las entidades que operan en Capital Federal y Gran Buenos Aires, atenderán entre las 10:00 y las 17:00.

Las empresas no financieras emisoras de tarjetas de crédito y compra y los otros proveedores no financieros de crédito deberán abrir sus sucursales para la atención al público en general, entre el 13 y el 17 de abril, con el mismo esquema que los bancos.

El Banco Central señaló que las entidades financieras “deberán cumplir estrictamente las normas de seguridad e higiene para preservar la salud de los clientes y de los trabajadores bancarios”.

NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, ABRIL 10: El presidente Alberto Fernandez durante la conferencia que ofrecio esta noche en la residencia de Olivos. Foto NA

En este marco, la Asociación Bancaria exigió la instalación de detectores de temperatura y mamparas de protección, la realización de desinfecciones y una “retribución salarial extraordinaria”, para retomar el trabajo. (NA)