Agasajo a los trabajadores del Erill en su día

En un humilde encuentro que se realizó en el hall de entrada del hospital Enrique Erill, breve y cuidado conforme a las circunstancias actuales, el personal de la salud disfrutó de un ágape brindado por los directivos del nosocomio, encabezado por el director ejecutivo, Dr. Gaspar Costa, y el Licenciado Nicolás del Mármol.

La recepción consistió en gaseosas y platos salados y dulces que luego cada representante del personal se fue llevando hacia su sector, a fin de reducir el contacto grupal a lo mínimo e indispensable.

Durante la ocasión, y con intenciones de agasajarlos en el Día del Trabajador, el Dr. Costa les agradeció por su labor y explicó que “nos hubiese gustado que las circunstancias fuesen otras, así que tomamos la decisión de que esto, que iba a ser un brindis, fuera simplemente un saludo muy breve y que cada uno pueda llevarse cosas para poder compartir y brindar en sus respectivos servicios”, al tiempo que expresó: “Lo dije toda mi vida antes de la pandemia, y ahora con la pandemia lo reafirmo: nosotros somos especiales, somos trabajadores de la salud y nacimos para esto, vivimos para esto. No hay duda de que lo hacemos porque estamos convencidos de lo que estamos haciendo”.

Por su parte, Alejandro Márquez, representante del gremio Cicop, dedicó unas palabras a los presentes mediante una reseña conmemorativa del Día Internacional de los Trabajadores y las Trabajadoras: “Las condiciones laborales que tenemos son fruto de mucha gente que dio su vida, su libertad, para algo que para nosotros es natural, que es venir a trabajar y a la tarde irnos, tener vacaciones, que nos paguen los días cuando estamos enfermos. En ese momento, en 1886, lo único que pedían eran 8 horas de trabajo, 8 de ocio y 8 de descanso, y por eso en Chicago murió gente. Después de ese 1° de mayo, poco a poco se fueron conquistando pequeños logros que hicieron que tengamos los derechos que tengamos ahora. Creo que es un día para recordar eso”.

“La participación siempre es fundamental en esto, y también la lucha y el concepto de lucha por resolver conflictos que se oponen a la vitalidad esencial, para que vivamos en la construcción de nuestra felicidad. Ese concepto de la salud es el que tenemos que tener, y el concepto de lucha permanente”, finalizó.