Marcelo Vásquez: “Quédense en casa, que Dios nos bendiga para que esto no toque a ninguna familia”

Marcelo Vásquez, coordinador de Vecinos Unidos de Garín, dio su mensaje para los locales, y contó el panorama que se vive en el barrio de la sede.

A puertas cerradas, pero no por eso sin atender las necesidades, Vecinos Unidos de Garín sigue brindando su apoyo a la gente del barrio La Loma. Por eso, el coordinador de la entidad contó en “La Mañana de Todos”, cómo se viven estos días.

Por un lado, dijo que la situación se ve normalizada, y mucha gente acata la orden que dio el poder político para estar en cuarentena. Pero notan que hay ciertas personas preocupadas, que son las que viven el día a día. “No hay gente con extrema necesidad, pero si hay gente que tiene las necesidades básicas, y muchos se acercan a pedir alimentos, como leche en polvo principalmente. Hay gente que vive el día a día,  y esta en su casa, y eso lo preocupa”, aseguró el coordinador de Vecinos Unidos sobre lo que considera de los vecinos de las 18 manzanas que implican al barrio, y explicó que la manera que encontraron de ocuparse fue generar un dispositivo con Carlos Alberto “Beto” Ramil, el secretario general de la Municipalidad de Escobar, a través de la Dirección de Deporte. “Vinieron ellos a asistir personalmente con el móvil de desarrollo social a un veintenar de vecinos en el día de ayer. Eso generó que la gente se acercara a golpear las puertas de Vecinos Unidos”.

Como evaluación del barrio, dijo que se han juntado muchas ramas en las calles, y se nota como un lugar desolado: “Seguramente porque Panizza no esta trabajando en su nivel”, dijo. Agregó que ven chicos en la calle, o que andan en bicicleta, además de peatones: “Quizás faltaría concientizar un poquito más”, afirmó. También dijo que los servicios de colectivo son escasos, y se ven pasar entre dos y cinco pasajeros arriba de las lineas 506 o 228. “Esta todo muy controlado”, expresó.

Como último mensaje hacia los vecinos, Marcelo Vásquez dijo: “Esta bueno aclarar que Vecinos Unidos, más allá de todo, sigue tratando de ayudar a la comunidad barrial que lo necesite, dentro de las posibilidades que se nos den en conjunto, con grupos de Whatsapp que tenemos articulados y armamos para ver qué necesitan los vecinos. Quédense en casa, y que Dios nos bendiga para que esto no toque a ninguna familia del partido de Escobar”

A %d blogueros les gusta esto: