Una joven enseña hockey gratis a chicos en Maschwitz

Además, quiere armar un equipo para edades más grandes, por eso invita a los interesados a acercarse al Club Armenio cuando comienza la clase a las 18hs.

Empezó como una idea para los niños que estaban en un merendero, pero luego tomó forma y ahora hay convocatoria abierta para quienes deseen aprender y disfrutar. Eso es Hockey Arco Iris, el equipo que conformó Débora, una joven que jugaba hockey por el gusto al deporte, y ahora lo transmite de manera gratuita.

Las ganas de Débora de brindar aprendizaje aparecieron al ver que en el merendero Arco Iris antes había una profesora que les enseñaba a los niños que asistían allí, pero que luego esa persona no pudo continuar con la tarea. Como ella hacia este deporte en el polideportivo, decidió tomar la posta, y seguir formando a los pequeños.

Tiempo después de practicar hockey con los chicos del merendero, decidió armar un equipo y empezar a organizar torneos. En el desarrollo, pudieron lograr encontrar un lugar donde practicar, ya que no tenían espacio propio. El presidente del Club Armenio les cedió el playón de la entidad para que pudieran entrenar.

Hasta al momento han jugado torneos con equipos de la localidad en el Polideportivo Doña Justa de Maschwitz. A Débora le gustaría llevar a sus jugadores a otros lugares pero no cuenta con vehículo propio. Por eso espera que a futuro, pueda recibir ayuda para poder llevar esto a cabo y ampliar los horizontes.

Actualmente los niños que juegan al hockey tienen desde seis años en adelante, y los integrantes son un total de veinte. Débora además quiere armar un equipo con edades más grandes, como adolescentes o adultas. Para esto, quienes tengan interés pueden acercarse al Club Armenio a las 18hs los días en que se realiza la práctica, y si tienen palo de hockey mejor, ya que tienen algunos para quienes tengan curiosidad y no posean, pero son poquitos.

Si bien Hockey Arco Iris es un modo de acercar a los chicos al deporte, lo que más resalta Débora es que no sólo van entrenar: “Tenemos un vínculo afectivo”, expresó la joven, que se encarga de desarrollarlo en cada jornada, desde celebrar los cumpleaños, hasta divertirse de la manera más simple.