Categorías
Destacados Policiales

“El procedimiento fue sumamente exitoso”

TOMA DE REHENES EN GARÍN – Posterior al desenlace, la secretaria de Seguridad Graciela Cunial explicó a Grupo El Diario, presente en el lugar, por qué calificó de esta manera al operativo.

El hecho ocurrido el lunes por la noche en la calles Cabo 1º Sullings al 1000, en la localidad de Garín, tomó gran trascendencia entre los vecinos, medios locales y nacionales, por haber tenido en vilo durante casi tres horas a dos comerciantes víctimas de la amenaza de dos ladrones, y a los vecinos circundantes en la zona. Con un gran operativo de seguridad desplegado, y la labor del Grupo Halcón, se logró la liberación de los retenidos, y la reducción de los secuestradores.

Como anunció este matutino al cierre de la edición, lo sucedido fue que dos masculinos estaban realizando un robo en un comercio de accesorios para telefonía móvil. Uno de ellos, de 23 años, se identificó domiciliado de Tigre, y el otro dos años menor, en Grand Bourg, Malvinas Argentinas. Al verse cercados por la presencia policial que acudió ante el llamado de alerta en la línea 911, los maleantes, por no tener escapatoria, tomaron de rehenes a las dos personas.

El protocolo llevado a cabo por los efectivos fue realizar los perímetros para mantener alejados a los transeúntes de la zona de riesgo. Este implicó el corte de la calle Belgrano, la arteria principal de la localidad, a la altura de la Plaza; y su paralela Mateo Churich, con móviles policiales en casa esquina que impedían el paso.

El procedimiento contó con la presencia Grupo de Apoyos Departamentales (GAD), y en un lapso de tiempo posterior, hicieron su llegada los móviles del Grupo Halcón, quienes con su equipo, comenzaron los trabajos de negociación con los ladrones. Según afirmó la secretaria de Seguridad, uno de los sujetos implicados en el hecho delictivo tenía un arma de fuego, y el otro un arma blanca, que utilizaban para amenazar constantemente a los secuestrados.

“A partir de esta toma de rehenes se inició el protocolo de seguridad que corresponde. Con la puesta en marcha de este cerrojo, y con la colaboración del ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, se logró que llegue todo el personal que debía ser, especialmente el Grupo Halcón, el mediador, que es personal especializado en la toma de rehenes”, explicó Graciela Cunial, y agregó: “Cuando llegaron ellos ya se hicieron cargo del procedimiento, y lograron la reducción de estas personas sanas y salvas”.

Como desenlace, los liberados fueron asistidos en el Centro Asistencial Primario, y si bien estaban ilesos, fueron trasladados al hospital zonal. Asimismo, los dos causantes del hecho fueron aprehendidos, y se secuestró el revólver calibre 32 color negro con munición que poseían. La conclusión de Cunial fue la siguiente: “El procedimiento fue sumamente exitoso, ya que resultaron ilesos los rehenes y ellos también. Tampoco hubo heridos del personal policial, y no hubo ni un solo disparo”.