Movilización vecinal por el caso del niño asesinado

El mismo día se conoció que dos de los hermanitos del pequeño serán albergados en un hogar municipal para su cuidado.

En la plazoleta frente a la Subcomisaría de Matheu, el lunes por la tarde los vecinos de la ciudad expresaron el horror frente al caso del padrastro que mató al hijo de su pareja a golpes y lo enterró en el parque. En sus dichos, los vecinos explicaron qué era lo que veían previo a este suceso.

“Yo la conocía”, expresó sobre la mujer una vecina que a continuación procedió a explicar todas las situaciones que la alertaban y ante la cual trataba de tomar ciertas medidas por la preocupación que le despertaban los hechos. “Tuvo problema con mis vecinos, y maltrataba a los chicos. Es verdad, no les daba de comer”, afirmó. La manera que encontró de involucrarse fue decirle que no pagara el alquiler para que con esa plata pudiera comprar alimento para sus hijos. También le regaló bolsas de mercadería para la nena que era celíaca. Otra manera que encontró de acercarse, fue hablar con la pequeña porque la veía con moretones que la niña justificaba sin explicaciones coherentes. “Un día la nena me pidió irse a vivir conmigo porque no aguantaba más”.

Como si fuera poco, esta mujer también recordó cuando vio a uno de los pequeños sentado afuera desnudo en invierno, llorando porque le habían pegado para que deje los pañales. También había visto situaciones extrañas en donde el padrastro le acariciaba las piernas a la niña de once, mientras la madre cebaba mate al lado, “ella estaba como si nada, permitiendo todo”, afirmó la vecina. Otros vecinos presentes, afirmaron hechos parecidos que veían en el vecindario. Todo esto los ha movilizado para pedir firmemente justicia por Gastón, el chiquito víctima de semejante crimen.

Después del irreversible hecho, y la exposición pública de los abusos para con los demás pequeños, la mayor preocupación se centra en qué pasará con los demás hermanitos de la familia. Ante esta situación, la Municipalidad de Escobar informó que el hogar municipal “La Casita de Mario” albergará a dos de los hermanos del pequeño asesinado. De esta manera, en la difusión que se realizó sobre la determinación, se expresó lo siguiente: “tomado conocimiento de la denuncia, el equipo de Niñez de la Municipalidad de Escobar intervino en el caso, y a través de una medida de abrigo logró que dos de los niños fueran derivados al hogar municipal, mientras que los otros dos están en la casa de referentes familiares afectivos”.

A %d blogueros les gusta esto: