Nerviosismo de familiares tras el fallecimiento de una paciente

Este jueves por la tarde, se produjo un principio de incendio en el Sanatorio Plaza. Si bien algunos indican que se trató de un accidente debido al nerviosismo de familiares de una persona que acababa de fallecer, otra línea apunta a una respuesta violenta ante la falta de insumos para el correcto tratamiento de la paciente, y un pedido de explicaciones de la familia por la negligencia médica.

La mujer fallecida era una paciente internada con diagnóstico de cáncer de mama con tratamientos paliativos desde hacía 15 días.

Según la información a la que accedió El Diario, en la última semana la paciente tuvo una atención “pésima”. Si bien se intenta establecer si la falta de insumos se debe a la no entrega de los mismos por parte del Pami, o si la debida atención a la paciente se hubiera tenido que dar por parte del sanatorio, lo cierto es que los llegados de la occisa sienten que fue abandonada tanto por la obra social como por el sanatorio,

Este lugar carece de los insumos que garanticen la salud de los internados. No tienen absolutamente nada. El lugar está tan vacío de servicios, equipamiento e insumos con los que debiera contar, que parece más una “fachada” que un sanatorio.

Según relataron fuentes de la investigación, en varias oportunidades los familiares debieron adquirir por sus propios medios lo necesario para los cuidados de la persona internada. Pasada la 1.30 horas de la madrugada del jueves, hubo una fuerte discusión entre un personal de seguridad y una enfermera que había desaparecido durante algo más de 25 minutos, mientras los familiares de la paciente la buscaban cuando esta sufría la falta de suministro de oxígeno.

“La familia la estuvo buscando a la enfermera casi media hora para realice el cambio del tubo de oxígeno. El parte médico dado a los familiares, tras el incidente, señalaba que a la paciente le quedaban dos horas de vida. Sin embargo, la mujer pasó la noche y presentó una mejoría”, dijo un empleado del sanatorio.

Lamentablemente, el episodio que relata el empleado no fue el único.  Siendo aproximadamente las cinco y media de la tarde, del pasado jueves, y ante la falta nuevamente del recambio del tubo de oxígeno, la mujer después de varios minutos empezó a convulsionar.

“Después de esperar 15 minutos la enfermera apareció y les dijo que no tenían tubos de oxígeno. Cuando la madre se descompensa de nuevo, una de las hijas llama a su esposo que es policía y éste es quien le practica reanimación, porque el personal médico o auxiliar no aparecía por ningún lado.”

La misma fuente relata que, luego de transcurrir otra media hora, deciden subirla al piso de Terapia Intensiva, donde se le practicó el protocolo médico de reanimación hasta que finalmente, alrededor de la 18:15 horas, el parte médico comunicaba a los familiares la defunción de la paciente.

En circunstancias que se intentan establecer, y en medio de una fuerte discusión entre familiares y personal del sanatorio, se produjo la rotura de un vidrio como así también el inicio de fuego en un colchón derivando en un principio de incendio en la habitación, que aparentemente no habría sido intencional.

De manera inmediata, acudió al lugar personal de Bomberos Voluntarios, Defensa Civil e incluso agentes policiales.

“Las autoridades del sanatorio ya dijeron que no van a accionar legalmente y se mostraron comprensivos justificando que se trató de un accidente, producto del nerviosismo de familiares que estaban fumando dentro de la habitación. Acá nadie parece hacerse cargo de que la falta de recambio de oxígeno y la ausencia permanente de la enfermera debieran ser materia de investigación para saber si no se trató de un abandono de persona”, dijo el empleado del lugar.

A %d blogueros les gusta esto: