Organizaciones se pronuncian en el marco del Día del Río Luján

En el año 2017 la legislatura de la Provincia de Buenos Aires declaró al 4 de noviembre como el Día Provincial del Río Luján. La fecha recuerda la travesía realizada por 150 embarcaciones en el año 1993, con el objetivo de visibilizar el río y concientizar acerca de su recuperación.

“Creemos que este aniversario es una fecha propicia para reflexionar sobre el derrotero que ha seguido la gestión de la cuenca del río, los problemas derivados de ella y las alternativas de solución que se barajan”, consideraron diversas asociaciones ambientalistas nucleadas en la Red del Río Luján, en el marco de una nueva conmemoración de esta fecha. Entre ellas se incluyen las entidades locales Asociación Ambientalista del Partido de Escobar y Asociación Ambientalista Los Talares.

Desde hace más de dos décadas, varias de ellas, primero trabajando en forma individual y posteriormente en forma asociada como Red del río Luján, vienen denunciando la grave desorganización territorial y los fuertes impactos ambientales que recibe el territorio de la cuenca, que derivan en inundaciones y contaminación.

Los principales causantes en la mira son las urbanizaciones cerradas, parques industriales y logísticos, que ocupan y rellenan terrenos bajos, eliminando la función de reservorios de agua que brindan los humedales durante las crecidas. Esto se hace incumpliendo la legislación vigente que establece que las márgenes de los ríos y arroyos forman parte de los cursos de agua y, por lo tanto, son de dominio público natural.

Simultáneamente, también se ha ido desarrollando una extensa red de canales, cuya finalidad es drenar rápidamente las áreas que naturalmente se anegan en épocas de lluvia. Esta agua, que antes se iba infiltrando en el suelo y recargaba la napa, ahora se dirige al río Luján, provocando inundaciones.

Las soluciones propuestas por el Estado

Las asociaciones ambientalistas consideran que las soluciones propuestas por el COMILU (Comité de Cuenca del río Luján), lejos de revertir la situación descripta, “dejan intactas las causas que los originan y crean nuevos problemas”. Este organismo dependiente del Estado provincial inició el Plan Maestro Integral que incluye obras hidráulicas como canalizaciones, dragados y rectificaciones del cauce. “Este tipo de obras trata la red hidrográfica como un simple sistema de cañerías, que puede ser rectificado y desviado, y no como el complejo ecosistema del que se trata. Cuando se canaliza o rectifica un río como el Luján, típico de llanura, se aumenta la velocidad de las aguas y se altera toda su dinámica, se pierde su capacidad de esponja frente a las inundaciones y aumenta la erosión del terreno, se impide la recarga de los acuíferos, se daña su flora y fauna, etc. El dragado, por su parte, moviliza y devuelve a las aguas los contaminantes que se han ido depositando en los barros a lo largo del tiempo”, consideraron. “Se especula con la necesidad perentoria que tienen los inundados de liberarse del agua de sus casas, para ofrecer soluciones que no son tales”.

Ante estas circunstancias, la Red del Río Luján denuncia que de forma previa a las obras nunca se realizaron las Audiencias Públicas previstas por la Ley Gral. del Ambiente N° 25.675 y no siguieron el procedimiento establecido por la Ley Prov. de Audiencias Públicas N° 13.569. Pese a la obligatoriedad de las leyes, tampoco se conformó Consejo Consultivo a fin de que las propuestas o recomendaciones de la sociedad sean escuchadas.

“Luego de 4 años de sancionada la ley y sólo 2 reuniones preparatorias, las organizaciones seguimos esperando participar en este Consejo, mientras se avanza con las obras sin los conocimientos científico-técnicos que puede aportar la sociedad. A más de 25 años de las primeras acciones para concientizar sobre la problemática del río Luján, con un río que cada día muestra nuevos signos de su deterioro, repetimos que la solución solo será posible realizando un trabajo interdisciplinario y articulado entre las distintas áreas de gobierno y de la sociedad, contando con la voluntad política para llevarlo adelante. En un nuevo aniversario del río Luján, nada para festejar”, finalizaron.

A %d blogueros les gusta esto: