La Municipalidad trabajó en las zonas críticas

Tras el temporal de lluvia, viento y granizo que azotó gran parte de la Provincia de Buenos Aires el gobierno local mantiene el alerta y sigue recorriendo los cauces de agua para evitar inundaciones en los distintos barrios del distrito.

  

Escobar tiene 48 kilómetros de cursos naturales de agua que se limpian de manera permanente cuando no llueve. De igual manera todos los días 2 equipos de maquinarias y retroexcavadoras sacan basura. Comienzan por un arroyo con la limpieza del curso principal, lo terminan, siguen por el segundo, hasta cubrirlos todos. “Cuando terminan las tareas en el último vuelven a iniciar por el primero donde ya ha aparecido nuevamente maleza. También se realiza de manera permanente micro limpieza con equipos contratados o con cuadrillas que pertenecen a las distintas Unidades de Gestión.

Para ello cuentan con un equipo de desobstrucción para las bocas de tormenta y rejas, por ejemplo el de Colón y Villanueva”- explicó Diego Benítez, Secretario de Infraestructura del Municipio.

Consultado el ingeniero civil nos informó que existen en nuestro distrito distintos reservorios. “Por ejemplo en la ciudad de Garín, a ambos lados de calle Zabala y Rivadavia, cada uno junta 5 millones de litros de agua reservada. También se cuenta con otro en Mocoví que junta 2 millones. El primero junta agua del arroyo Lola y el segundo el del barrio Los Pinos. Existe también otro reservorio en el barrio 1ero de Julio en Matheu y otro en calle Presidente Perón y Bourdet, que funciona recientemente y por bombeo. También en la localidad de Loma Verde se cuenta con un reservorio contra la Ruta Panamericana que funciona como un retén entre los dos arroyos. También aprovechamos otras depresiones de los terrenos donde el agua queda estancada evitando que se vaya a las calles y luego va drenando naturalmente cuando pasa el pico de la tormenta” explicó el funcionario.

 Cabe destacar que a través de una ordenanza aprobada en el año 2016 se obliga a las empresas que se instalan dentro del distrito, y tienen más de mil metros cuadrados de extensión, que hagan un reservorio en parte del predio.

En todos los barrios cuando la situación lo amerita se combina el comité de emergencia, con el intendente Ariel Sujarchuk a la cabeza y el Secretario General Carlos Alberto Ramil, junto a otras áreas municipales como Salud, Alumbrado, Espacios Verdes y en conjunto con Defensa Civil.

“Cuando se activa ese comité de emergencia, las áreas operativas recorren los cursos de agua en busca de camalotes, ramas, incluso deshechos como heladeras. Esto viene bajando de otros distritos vecinos, como Pilar. El agua drena hacia nosotros porque somos una zona más baja. Estamos en la parte más baja de la cuenca” – explicó Benítez.

 Por su parte el Jefe comunal, Ariel Sujarchuk,  señaló desde su red social: “En las zonas críticas, donde antes teníamos familias evacuadas, los reservorios funcionaron muy bien: toda el agua que cayó en poco tiempo escurrió lo más rápido posible, mostrando que en este sentido vamos por el camino correcto en las obras y acciones que implementamos desde el primer día de gobierno.”

Desde el municipio advirtieron que durante las siguientes jornadas, al igual que los días pasados, los equipos municipales seguirán recorriendo todos los barrios para trabajar en las calles que presentan anegaciones.

 Y cuando pase el temporal, volveremos para reparar las arterias dañadas… Les pido a los vecinos que no arrojen basura, que por favor colaboren con la limpieza y con la remoción de objetos que obstruyan el escurrimiento de las aguas”– agregó el intendente desde su muro.

Los funcionarios coincidieron en solicitar a los vecinos no sacar a la mañana la basura cuando el recolector pase de noche. O en inversa. De manera tal de evitar que las bolsas de  basura desparramadas por el viento o la acción de algún perro no terminen obstruyendo los desagües primarios, que son las zanjas.

Establecer imagen destacada

A %d blogueros les gusta esto: