Por medio de un boquete, robaron dos comercios de calle Rivadavia

Se trata de un local del rubro librería/juguetería y una casa de empeño y venta de celulares ubicada sobre dicho paseo comercial al 500, casi esquina Spadaccini.

Fernando y Martín, propietarios respectivamente de una juguetería y una casa de celulares ubicadas sobre calle Rivadavia de Belén de Escobar, relataron en entrevista con este medio los pormenores del episodio de robo que sufrieron el pasado domingo por la noche. En circunstancias no resueltas, delincuentes anónimos excavaron un agujero en una fina pared de ladrillo hueco para perpetrar un escruche en sus locales, que se encuentran conectados por un espacio común. “Por el lugar pasa una persona menuda. Fueron casi profesionales”, indicaron.

Los autores al momento permanecen anónimos, hasta tanto no se prosiga con la investigación y sean correctamente revisadas las cámaras de seguridad ubicadas en la esquina de Rivadavia y Spadaccini.

Según el relato de los damnificados, los malvivientes ingresaron por la puerta lateral del negocio y confeccionaron un boquete por el cual ingresaron en el depósito de la juguetería, ubicado en el piso de arriba. Una vez perpetrado el robo en el primer local, pasaron al comercio vecino a través de un pulmón interior que ambos comparten. Tras romper la puerta, se metieron en la casa de empeño. En ambos lugares se embolsaron la recaudación y en este último además se llevaron consigo los celulares de alta gama.

“Por cómo se dieron los hechos, y a dónde fueron directamente, sabían lo que hacían y lo que buscaban”, consideraron los propietarios, dando a entender que los autores conocían al lugar, las ubicaciones de los objetos de valor y cómo movilizarse de un local a otro.

 “En nueve años que estamos acá trabajando comercialmente, es la primera vez que nos roban”, mencionaron.

Asimismo, detallaron que previo a ingresar barretearon la reja de la puerta y posteriormente arrancaron el tablero eléctrico que la controla, generando un cortocircuito y provocando que saltaran las térmicas, por lo que realizaron todo el minucioso procedimiento a oscuras.

Tras el hecho se hizo presente personal de Prevención Comunitaria, el cual se encuentra revisando las cintas de seguridad, y Policía Científica que tomó huellas en el lugar.

A %d blogueros les gusta esto: