60° Aniversario del partido de Escobar

Los detalles de un festejo histórico – Aunque las condiciones climáticas fueron adversas e hicieron suspender el show musical del grupo Miranda, nada logró empañar la alegría de los vecinos de Escobar en el primer día de los festejos por el 60 aniversario.

Sin lugar a dudas, el último viernes, el Mirador panorámico y el festival de luces  se llevaron los mayores elogios. Sin importar la baja de la temperatura y la molesta llovizna, la programación se mantuvo tal cual estaba prevista, logrando la efectiva respuesta de una gran cantidad de público local, como así también visitante. Muchos grupos pertenecían a vecinos de otras ciudades e incluso provincias que a la salida de su paseo por el predio de la Fiesta Nacional de la Flor se encontraron con otros espectáculos inesperados para ellos.

Tal como había adelantado Grupo el Diario, las escuelas secundarias del distrito que este sábado participaron del tradicional desfile de carrozas de la Fiesta de la Flor, realizaron un ensayo en la plaza San Martín junto a Choque Urbano. Decenas de vecinos se subieron al atractivo mirador ubicado sobre Avenida Tapia de Cruz  y lograron avistar la ciudad desde lo más alto. El show de luces continuará hasta el martes 8 para que todos puedan verlo y sacarse fotos. El mismo día, ya en el Teatro Seminari, en el marco de la celebración los vecinos disfrutaron de la presentación del documental “Escobar, historias que florecen”. El video oficial que se proyectara además en  todas las escuelas, espacios culturales, centros de jubilados y entidades de bien público, cuenta con una real pluralidad de voces y perspectivas.

El día sábado las actividades comenzaron desde el mediodía en la peatonal de la calle Colón con actividades recreativas y un maravilloso patio gastronómico. También hubo algunas actividades deportivas y distintas actuaciones de artistas locales.

Por la tarde, el intendente volvió a reunir a vecinos, autoridades del poder judicial y deliberativo, autoridades nacionales y provinciales y nacionales y en las escalinatas del Palacio municipal mostró una vez más su alegría por la respuesta del pueblo a los festejos de la fecha y destacó el trabajo mancomunado de toda la sociedad para haberlo podido lograr. Agradeció a la oposición local diciendo: “Nos han acompañado, he aprehendido mucho de ellos en estos años, y nos hemos apoyado mutuamente para pensar una Argentina  más justa, libre, soberana, una mejor Provincia de Buenos Aires, y por supuesto un Escobar que florezca”. Volvió a revalorizar el proyecto del arquitecto Salamone, que permitió que se concrete ahora la obra del nuevo Palacio municipal y mencionó que no se trató de una idea propia sino una propuesta acercada por distintos vecinos que se encontraban presentes. Por último agradeció a los funcionarios judiciales presentes y a la unión política que permitió armar el Polo Judicial de Escobar, convenio que esta semana fue firmado por la Corte Suprema de Justicia.

Alrededor de las 20 horas, con un maravilloso show de luces y miles de personas celebrando en las calles, comenzó el Desfile de Carrozas de la 56ª edición de la Fiesta Nacional de la Flor.

Desfile de carrozas

El sábado por la tarde, el esperado desfile de carrozas se abrió paso en la Avenida Tapia de Cruz, frente a Plaza San Martin. La apertura se dio con la musicalización de la Banda de Prefectura y la presentación de las autoridades presentes sobre el palco principal, entre las que había diputados nacionales, cónsules, embajadores en Argentina, representantes del poder legislativo local, e integrantes de la Comisión del 60 Aniversario del partido de Escobar.

Para dar el inicio, el jefe comunal Ariel Sujarchuk expresó en un discurso: “cuando el pueblo celebra en familia en la calle, lo hace en paz. Hay gente que quiere pasarla bien, quiere un crecimiento para su familia, su barrio y localidad. Que esta participación sea un puntapié inicial”, y luego de sus palabras comenzó la festiva jornada.

La primera carroza irrumpió con una mezcla entre sirenas alertantes y ritmo alegre, generando diferentes Cimbronazos con instrumentos reciclados, como caños y botellones de agua. Era el Choque Urbano, con jóvenes de todas las edades, que seguían al guía y se coordinaban entre todos.

Después de un largo rato de música, una tanda a pedal recorrió el asfalto. Eran los integrantes de Cicloturismo Escobar, que no perdieron la oportunidad de llevar flores en sus canastos para estar acorde al evento. Además, acompañaron otros grupos de ciclismo de otras ciudades.

La guardia floral municipal se presentó imponente, y detrás como abanderado de la insignia nacional, el lugareño Negrito Herrera, seguido de bailarinas con coronas de flores.

No faltó la representación de los Bomberos Voluntarios de Belén con el clásico primer móvil del cuartel, y encima de éste, cadetes y bomberos saludaban a la multitud. 

Con la música de la banda de prefectura naval de fondo, apareció la flamante carroza oficial. Flores rojas, violetas, blancas y amarillas eran la crema del gran pastel del 60 aniversario del partido de Escobar. Allí iban las elegidas 2018 para portar la corona escobarense de la flor: la reina Catalina Velocci, 1ra princesa María Sol Compiano, 2da princesa Micaela Nazareth Ariadna Itabel, Miss Simpatía Delfina Miko y Miss Elegancia Daniela Rocío Satali. Detrás, continuaron otras reinas invitadas, como por ejemplo, del mar, de la citricultura, del automovilismo, entre otras

El Instituto de Floricultura y Jardinería que depende de la Sociedad de la Fiesta de la Flor encontró una manera llamativa de ser parte de este desfile, con un panal gigante amarillo en el que sobresalían las abejas y un traje de un apicultor por delante

El Rotary Club apareció con una enorme carroza, y a continuación la presencia de los granaderos permitió recordar a Mateo Gelves, el granadero que acompañó a San Martin, oriundo de la zona, en la época en que todavía era la Cañada de Escobar.

La Colectividad Japonesa llegó con un lento y delicado baile tradicional interpretado por mujeres, y un barco con claveles rojos y blancos que significaba la llegada de los primeros inmigrantes, sus abuelos japoneses, al lugar.

 En el caso de la colectividad paraguaya, la carroza representaba una jarra y un mate típico de la nacionalidad, representando el tereré. 6 El turno de la colectividad boliviana se vio ilustrado por tres cumbres hechas en claveles blancos y marrones, con una llama de peluche por delante, y la entidad portuguesa danzó de derecha a izquierda con coordinación.

Los colegios que se hicieron presentes fueron la Escuela Técnica con una mariposa formando la transformación que se produce en el alumno, y el Instituto General Belgrano, con una carroza reciclada.

Una vez que pasaron los payamédicos con su colorido estridente, pasaron las carrozas de las localidades. Loma Verde fue acompañada de la entidad Raíces de Mi Pueblo y de una escuela de danza, y Maschwitz se identificó con una ballena hecha en flores de papel crepé azul.

Matheu quiso representarse con un carro de caballo floral, debido a las calles de años atrás que eran todas de tierra.

 Garín se hizo presente con un divertido pavo gigante, que no pasó desapercibido porque llevaba sonido propio.

 A Escobar le tocó hacer su postal con la Torre del Reloj,

 Savio con un paisaje rodante de duendes,

 y la carroza municipal representaba la remodelación de la entrada y el palacio municipal.

Después de despedirse la Banda de Prefectura Naval, el cierre lo marcó un sin fin de caballos, que en muchos casos llevaban a adultos acompañados de niños. Entre las entidades estaba la Agrupación Gaucha La Collera, a cargo de Oscar Staffa, el Centro Tradicionalista El Resero de Garin, el Centro Tradicionalista La Nueva Querencia y el Centro Tradicionalista El Ceibo.

 

Inolvidables shows en el escenario principal de los festejos

El sábado por la noche, todo el pueblo vibró al ritmo de la banda de rock La Bersuit, que arrancó a tocar con rondando las 22, y posteriormente bailó a pura cumbia de la mano Agapornis, a partir de la medianoche.

Tal como adelantó este matutino, las inclemencias climáticas del día viernes hicieron que la presentación del grupo Miranda debiera suspenderse, aunque no se descarta que sean convocados en un futuro para una próxima fecha de celebración en nuestro distrito, probablemente este mismo mes en el microestadio de Garín, según auguró el intendente en diálogo con la prensa.

Este hecho no empañó que, una vez finalizado el desfile anual de carrozas de la Fiesta de la Flor, quedara todo listo para abrir paso a las esperadas bandas musicales en el escenario principal de los festejos, ubicado sobre Av. Tapia de Cruz y las vías del ferrocarril. Previamente se dispuso una pantalla gigante a la altura de Colón, cuya función era extender el disfrute del recital junto con otras columnas de sonido a cien metros del escenario.

Comenzó tocando el popular grupo La Bersuit, que próximo a cumplir 31 años de existencia, hizo un espectacular repaso por sus éxitos de ayer y de hoy, sin omitir clásico alguno. Justo cuando todos pensaron que el espectáculo había terminado, volvieron para el bis y tocaron tres canciones más. El numeroso público acompañó con gran vigor, pudiendo observarse, entre los presentes, banderas de agrupaciones fanáticas de este conjunto musical provenientes de las localidades de Garín y Maquinista Savio.

Por su parte, los músicos se mostraron muy agradecidos de poder estar en Escobar. “Gracias por invitarnos a su fiesta, ojalá nosotros estuviéramos cumpliendo 60 años”, dijo Dani Suárez. “Notamos mucho respeto y muchísima gente, estamos sorprendidos. Veo mucha gente conocida, muchas caras amigas que viven aquí por la zona. Disfruté muchísimo. Vimos gente con familia, con hijos a upa, eso hace que una fiesta sea popular, lo vi muy bien”, añadió.

En líneas generales, y pese a que la congregación de espectadores fue importante, todo se desarrolló en un clima sumamente ordenado, respetuoso, sin incidentes, repleto de familias con niños pequeños, y también grandes, chicos, abuelos y jóvenes, todos disfrutando de la noche de forma entretenida y pacífica, cuidados en todo momento por la gran cantidad de agentes de Prevención Comunitaria que se vieron afectados al evento.

Finalizado el recital de La Bersuit se hizo un breve receso y fue el turno de Agapornis, banda que también aprovechó para saludar al distrito por sus 60 años de existencia y hacer un bien seleccionado repaso de sus más importantes éxitos, además de otras versiones propias de los temas del momento que obligaron a todo el mundo a bailar. La gran sorpresa del show fue el espectacular cierre con el esperado hit “Persiana americana”, para el cual invitaron al escenario a “Santy” Farías, joven y talentoso artista de nuestro distrito, quien desde hace años se mantiene al frente de la exitosa banda “Lo que faltaba”, la cual compone junto a sus hermanos. Luego de este inolvidable momento para el vecino escobarense, los artistas se despidieron pasada la 1.00, ya del día domingo.

“Es increíble estar acá festejando el cumpleaños y la Fiesta de la Flor, amo la flor. Habíamos venido antes ya y lo pasamos muy bien” dijo la vocalista, Melisa Lescano, tras el recital.

Durante la velada, el clima fresco, pero no demasiado, permitió que durante toda la noche los visitantes mantuviesen ánimos de alegría, encuentro y saludos mutuos de “feliz cumpleaños” que se oyeron entre escobarenses a lo largo de todo el casco céntrico. Buena cantidad de público se dispersó tras los recitales, mientras que otros permanecieron todavía disfrutando de los foodtrucks que quedaron sobre la calle Colón, en los alrededores del campito de la estación.

Asimismo, al cierre de esta edición estaba comenzando la esperada actuación del Chaqueño Palavecino, último gran espectáculo que coronó de manera brillante un fin de semana de inolvidables festejos para el partido de Escobar.

 

“No nos damos cuenta de la dimensión de las virtudes que tenemos”

El intendente Ariel Sujarchuk, quien se hizo presente en todos los festejos, habló para la concurrencia y luego bailó y coreó algunas canciones junto con el público presente. En entrevista con este medio, dijo: “Esta enorme alegría y satisfacción no es mi sentimiento, sino el de la mayoría de la sociedad porque, en definitiva, estamos recuperando nuestros eventos tradicionales, devolviendo alegría a nuestro pueblo y dándonos cuenta de que es un derecho que nadie nos puede quitar. Pensar que nosotros por naturalizar algunas situaciones no nos damos cuenta de la dimensión de los valores y virtudes que tenemos. Entonces, cuando nos visita alguien de afuera, volemos a resignificar la Fiesta Nacional de la Flor, la cantidad de entidades que participan, las carrozas que este año estuvieron realmente sobresalientes y la posibilidad de hacer esta fusión entre tradición y eventos culturales. Creo que esta simbiosis que hemos logrado es una alquimia muy positiva, de celebrar los 60 años del distrito en dimensión de rememorar todo nuestro pasado, conmemorar el presente y planificar el futuro. Es un equilibrio sano que nos va a potenciar en los próximos tiempos”.

A %d blogueros les gusta esto: