Estreno de “Mamá, te presento a mi novie”

La primera obra que presenta al elenco local estable del teatro Tomás Seminari se estrenó el jueves pasado, con gran cantidad de espectadores en la función inaugural. Entre la gran cantidad de público, se destacó la presencia de Eduardo Jorge Arcuri, el escritor y guionista de la obra, junto con el director artístico Osvaldo laport, y el intendente Ariel Sujarchuk.

Los cuatro actores en escena, Tomás Castiglione, Emerson Speratti, Graciela Galiano e Ignacio Masneri, a través del humor con doble sentido y la pura expresión, cuentan la historia de Alfredo, un joven judío de familia conservadora de la provincia de Entre Ríos que en sus días de estudiante de medicina viviendo solo en la ciudad, recibe un día la visita de una compañera de clase. Entre los llamados telefónicos de la madre judía desde el campo, y la estadía de la compañera, Alfredo se verá en una serie de pequeñas encrucijadas hasta que llegará a la mayor, preguntarse a si mismo qué le pasa con su compañera.

“Desde el inicio la temática iba a tratar sobre una mujer trans. Me pareció muy sensible el hecho de poder jugar con varias etapas que hacen a la matriz teatral. Jugar con el paso de comedia, jugar con el drama, pero fundamentalmente, de parte del autor, ser representante de lo que su sociedad está viviendo”, dijo Eduardo Jorge Arcuri, autor y guionista, luego de la primera función. En su balance del estreno, agradeció la decisión política del jefe comunal de preservar el teatro, y la dirección artística de Osvaldo Laport, además de la dirección general del teatro por parte de Néstor Vittola.

Los principales cruces de diálogos de la obra provienen de la compañera trans y el muchacho judío, entre los que las indirectas provocaban risas entre los presentes. Emerson Speratti dio voz y cuerpo a Sally, la mujer trans que caerá en la vida de Alfredo. “Nunca había hecho un papel como este, fue un desafío tremendo para mí”, dijo Speratti a este matutino, mientras vestia todavía el atuendo dorado brillante de Sally. Se lo había vuelto a poner para filmar videos con algunos de los presentes, en los que repetía frases de la protagonista.

El desafío que encontró el actor para interpretar este personaje fue la siguiente: “tiene distintas características que hay que tener en cuenta arriba del escenario, como la postura, el cuerpo, la voz, y también la tonada porque la chica era paraguaya”. El término de esta caracterización fue llevado a cabo por el equipo de maquillaje y vestuario, compuesto por personal local, al igual que las áreas de técnica, teatro y escenografía.

En los días corrientes, los cuestionamientos a las representaciones en novelas, obras y medios, de los géneros o de distintos roles sociales, no pasan desapercibidos. Por esto mismo, al hablar sobre la constitución del personaje de Sally, el actor dijo: “al ser una comedia, hay ciertos permitidos. Se muestran un montón de cosas que tiene este personaje, que hacen que la gente se pregunte estas cosas”. En diálogo con El Grupo El Diario, Eduardo Jorge Arcuri manifestó sobre esto: “es un ojo crítico que tienen los autores para remarcar detalles que él creen que están bien o aquellos que creen que están mal. Y el público es el último jurado, estoy de acuerdo o no, pero al artista eso no le importa, él hace lo que siente”.

El guionista además, expresó en este sentido que su idea es dejar siempre abierta la posibilidad de que uno no tiene que ser terminante. Él no es partidario de que las decisiones son para toda la vida. Por esto, Arcuri evaluó: “Yo hoy te digo que no pero si vos me convencés capaz termino diciendo que si, pero convenceme. La síntesis es que yo tengo que estar convencido de lo que hago. Yo puedo estar equivocado con esta idea, pero estoy convencido que tiene que haber una concepción de comprender al otro”.

A %d blogueros les gusta esto: