Tres días seguidos de amenaza de bomba en la Escuela Técnica

Se registró un llamado el miércoles, otro el jueves, y el último fue ayer por la mañana. En todos los casos, los profesionales en emergencias realizaron el protocolo de evacuación e inspeccionaron el lugar, con resultado negativo.

 

Hubo nuevos casos de intimidación pública, tres en una misma semana, en la Escuela Técnica N° 1 “Hipólito Bouchard”, de la calle Independencia 450, esquina Spadaccini, de Belén de Escobar. La última amenaza de bomba se registró en horas de la mañana de ayer, motivo por el cual hubo que evacuar nuevamente el establecimiento educativo.

Otro llamado se produjo el jueves por la tarde, momento en que concurrieron peritos de la Dirección de Explosivos de San Isidro, pasadas las 16.00, quienes inspeccionaron el lugar sin encontrar ningún artefacto de tales características en las inmediaciones.

Finalmente, tal como publicó este matutino en una edición pasada, el miércoles la amenaza se produjo al mediodía, realizando el protocolo de evacuación e inspección minutos antes de las 14.00.

En todos los casos intervino personal de Defensa Civil y ambulancias del SAME, además de dicha brigada.

Por su parte, si bien este tipo de sucesos siguen reiterándose y causando graves inconvenientes en la continuidad de las jornadas educativas, el o los individuos responsables de perpetrar dichos actos de intimidación pública no han podido ser identificados hasta el momento, o no ha sido difundido públicamente aún.

Cabe recordar que en noviembre del año pasado fue aprehendido un joven menor de edad, oriundo del barrio 24 de Febrero, quien fue considerado autor de numerosas amenazas de bomba en la Escuela Técnica N° 2 de Garín. Teniendo en cuenta este antecedente, vecinos y comunidad educativa exigen que se inicie una investigación para dar con los responsables, cansados del desgaste que generan estas situaciones, tanto por la pérdida de tiempo como de valiosos recursos del Estado en la realización del protocolo de evacuación, y más teniendo en cuenta que se trata de una falsa alarma que se repite frecuentemente y de forma abusiva, varios días a la semana.

A %d blogueros les gusta esto: