En un partido intenso, Los Molinos se consagraron campeones

EL MARRÓN LUCHO PERO NO PUDO ANTE EL CAMPEÓN – Queda cada vez menos para que termine el campeonato de la URBA y en la Zona 3 Desarrollo, se enfrentaba ni más ni menos que el primero contra el segundo. La cancha fue la de Atlético San Andrés (tercero) y Los Molinos (primero) vinieron a Maschwitz con el objetivo de ser campeón. El encuentro fue de lo más atractivo en donde se pudo ver un Rugby de muy buen nivel y el 19 – 37 a favor de la visita así lo demostró.

(RDE) – El marco de público para lo que era esta gran final estuvo acorde a la situación, no entraba ni un alfiler más y se pudo ver una gran cantidad de hinchadas de ambos conjuntos que alentaron sin parar a lo largo de los 80 minutos, en donde reinó el respeto y el reconocimiento de una facción hacia la otra.
Los Molinos llegaban con 16 partidos ganados de forma consecutiva y sin nadie que pudiera detener su ritmo; Atlético San Andrés acompañado por su público quería dar el golpe sobre la mesa y dejar en claro que podían detener el ritmo con el que llegaban sus adversarios. Cuando la ovalada tomó altura, todas las piezas comenzaron a encajar y se podía ver a los dos planteles decididos y muy concentrados en realizar a la perfección su trabajo, buenas defensas y tackles comenzaron a dar un color especial a un juego importante.
Era difícil entrar y allí el apertura de Los Molinos ejecutó un hermoso drop para adelantar a su equipo; tras esto, dos desconcentraciones del marrón en el ensamble de la defensa le dieron rienda libre a los backs para escaparse con dos corridas a pura velocidad y adelantar aun más a la visita (0-17). Pero en ese momento Atlético San Andrés tuvo una charla entre sus líneas para evitar que esto suceda y con la ovalada en su poder, fueron a atacar a los visitantes que se vieron cada vez más cerca de su ingoal, hasta que un lindo pase de patada encontró al wing de Maschwitz capturando la pelota y corriendo a la tierra prometida para desatar el delirio del público local y el reconocimiento mediante aplausos de la visita (7-17).
Tras esto, Los Molinos volvieron a la carga y gracias al dominio en las formaciones fijas, consiguió volver a dañar a los dueños de casa con dos corridas impecables que los colocaron 7 – 31. Sobre el cierre de la primera mitad, llegó una bonita jugada de ASARC para poder achicar la diferencia y dejar en claro sus intenciones para la segunda parte, allí el try y su posterior conversión hizo que el tablero refleje un 14 – 31, pero en el mejor momento del local, llegó un nuevo drop de la visita para irse al descanso 14 – 34.
Se habló mucho en la charla técnica, de un lado se buscó mantener la diferencia y golpear en los momentos justos; mientras que el local quería ir arrinconando al rival como lo hizo durante varios minutos en la primera parte. Justamente y como a lo largo de toda la temporada, Atlético San Andrés tiene buenas segundas partes, en donde siempre muestra su jerarquía y espíritu de lucha. Un ejemplo de esto fue que se quedaron con esta mitad por 5 – 3.
En las acciones, se pudo ver un rugby muy dinámico de ambos lados, en donde los tackles y los pases al contacto se sucedían uno tras otro, los dos fueron unas murallas defensivas y se movieron tácticamente de forma prolija, evitando espacios vacíos y escapadas del adversario. El marrón con un lindo try fue el primero en golpear y a partir de allí fue acorralando cada vez más a Los Molinos que comenzaron a cerrarse cada vez más cerca de su ingoal, pero de forma inteligente extinguieron cualquier ilusión del conjunto de Maschwitz, al cerrarle los caminos y recuperar la ovalada para alejar el riesgo.
La tozudez y la fortaleza del marrón, hizo que vuelvan una y otra vez a la carga y embestida tras embestida la visita se encargaba de detenerlos, pero en los merecimientos, sin dudas que ASARC mereció mejor suerte. Sobre el cierre del partido, Los Molinos lograron sumar tres puntos gracias a un lindo drop para poner los números definitivos en un 19 – 37 y de esta forma consagrarse campeón.
Párrafo aparte al reconocimiento que le dio Atlético San Andrés, realizándole el pasillo y mediante aplausos y reconocimientos formaron parte de los festejos del adversario, que logró así el objetivo que tenían para este año. Ahora al santo de Maschwitz le queda pelear por recuperar ese segundo lugar que le fue arrebatado

A %d blogueros les gusta esto: