50 años de educación brindada por la Escuela Secundaria Nº 1

Haciendo honor a la educación que les dan sus docentes y a la constancia que requiere el aprendizaje, el acto comenzó con los alumnos que portaron las banderas de ceremonia en una fecha tan importante para la comunidad. Ellos fueron: en la bandera nacional, Andrea Piriz, Brenda Palma, Rosa Herrera, y en la provincial, Kevin Barbona, Eliana Bollero y Yael Pérez.

Luego de realizar un descubrimiento de placa en la institución, se dirigió a los presentes el actual director Gabriel Hernán Antonini. Agradeció a numerosas personas como docentes, alumnos y autoridades, y recordó los tiempos en los que la Escuela Secundaria Nº 1 funcionaba en el edificio de la institución educativa Nº 5 de la misma localidad. Entre sus anécdotas, nombró a Griselda Romagnoli, la docente con 47 años de carrera, que fue directora durante varios años: “Le quiero agradecer, porque no sé si ella se dio cuenta que en estos años marcó las vidas de muchos garinenses”. La educadora de extensa carrera, en diálogo con este matutino, dedicó unas lindas palabras para aquellos que fueron sus alumnos: “Todos los que están acá que fueron mis alumnos y dicen que yo los retaba, realmente no necesitaban una mano tan firme, eran buena gente”.

Entre las glosas, se destacó que la primera escuela secundaria de la localidad comenzó en 1969 con el nombre Escuela Nacional de Comercio Nº 1. Si bien antes de tener el nombre actual pasó por otros tres nombres debido a los planes educativos que así lo requirieron, la Escuela Secundaria Nº 1 se mantuvo como comunidad trabajando incansablemente, como desde los comienzos, cuando los garinenses reclamaban a las autoridades una escuela secundaria en la zona.

Antonini, durante el acto, también quiso dedicar un momento a quienes considera los protagonistas principales en la historia llamada educación secundaria, los alumnos. Por esto, dijo que una escuela no es un edificio sino las personas que la habitan generación tras generación, y que por eso es necesario reflexionar sobre las ideas que rigen las acciones de los hombres y mujeres que circunstancialmente gobiernan. “No es lo mismo entender a la educación como una inversión que como un gasto. Entenderla como inversión es reconocer un derecho. Y ahí esta la cuestión central que los docentes defendemos, por que nunca aceptaremos que se relegue la educación a un segundo plano”, dijo para concluir sus palabras el director.

A %d blogueros les gusta esto: