Un símbolo de la historia escobarense

El Jardín japonés de Escobar cumple próximamente 50 años y la celebración llega acompañada de una serie trabajos entre los que se destacan la construcción de una casa de té y un patio zen, que sumaran belleza a este espacio tan atractivo.

El pasado viernes grupoeldiario.com recorrió las mejoras junto a la diputada nacional Laura Russo, quien ingreso un pedido a la Cámara para que se declare de Interés Legislativo la fecha aniversario de la creación de este extraordinario lugar.

 “Este año, cumple 50 años, y estar acá es como estar en un pedacito de un cuento, con este lago y todas las especies diferentes de arboles. La puesta en valor que se hizo, en su aniversario, es para que la gente pueda venir a visitarlo y disfrutarlo. Quien, quizás, puede definir mejor las instancias que tiene el Jardín, es el ingeniero Inomata. Y aprovecho para contar que la obra que está realizando la municipalidad, en la entrada de Belén de Escobar, es una obra diseñada paisajísticamente por él; y en honor a su trabajo y legado que dejó en el distrito, ese paseo se va a llamar Inomata” – informó la diputada.

En una recorrida por este espacio de contemplación, detalló: “La cascada acá en el Jardín Japonés, representa el momento del nacimiento de una persona, y hay una parte conformada con piedras, que es una elevación, que representa una montaña, que es en representación a la madurez, y los árboles que embellecen el entorno que también tienen su significado, en esa montaña hay un Ginkgo biloba, que también es como un símbolo de la madurez, la sabiduría, de los años que uno pasa en la vida; así que tiene mucho simbolismo, y está en el centro de Escobar, así que es como un pedacito de paraíso.”

En noviembre, la comunidad japonesa celebra los 90 años de la llegada de los primeros inmigrantes a nuestro distrito, al respecto, Russo confirmó: “Este jardín, fue donado por la colectividad, en ocasión de los 40 años desde la llegada de los primeros inmigrantes. Me comentaban que los peces Koi, los escarpa que están acá en el lago, son tradicionales de la cultura japonesa, y fueron traídos por los años 60 por un diputado japonés. Así que es importante que en el cincuentenario de su creación, sea declarado de interés de la Cámara de Diputados.

Como dice el intendente, hay que ir buscando los simbolismos que nos da la historia, y más aún en este año tan importante para todos los escobarenses, donde celebramos los 60 años de la creación del distrito, y nos planteamos el sueño de pensar y proyectar los próximos 100, con una planificación, que es lo que a todos nos impulsa para adelante, como en sintonía con el Universo.

Aquellos inmigrantes japoneses, pero también de otras comunidades y colectividades, como la Sociedad Italiana, que fue la que donó el Teatro Seminari, que el mes que viene cumple 130 año; y la española que aquí no hay mucho pero en el país es importante, los portugueses, la alemana que es más chiquita pero también tenemos, y más recientemente las colectividades boliviana y paraguaya, todos con la idea de construir el lugar a donde llegaron. Son todas colectividades que echaron raíces, que construyeron, y forman parte de nuestra historia porque estamos celebrando este aniversario, el del teatro, y que nos dieron alas, porque hoy son todas generaciones de hijos que ya son nuestros hermanos, argentinos. Yo soy argentina, mi mamá es japonesa y tengo raíces japoneses, parte de la cultura y la historia, pero yo ya soy argentina”.

En este espacio de meditación y reflexión Laura habla de un legado y un compromiso hacia el futuro y de la importancia de hacerlo entre todos.

”En una sociedad y en un mundo donde rige tantas veces  el individualismo, poder pensar colectivamente. Soñar, construir para adelante y conformar mancomunadamente un pueblo, una ciudad, un distrito cada vez más grande. Hoy somos 300 mil, entonces de qué manera vamos a construir para todos los otros que vendrán, en los próximos años. Con las generaciones que vienen, y con el planeta y la naturaleza. Cuando proponemos el concepto de Escobar Sustentable, es para cuidar los recursos que tenemos.”

 

Consultada por el post PASO, la diputada dice: “a propósito de la cultura japonesa, hay un ideograma que simboliza a la persona, que se llama Yin, y se compone de dos palitos, que simboliza que uno tiene que sostener al otro, que la persona que que uno concibe como una unidad, en realidad el símbolo que representa son dos, porque no puede sin otro. Y creo que aplica a este momento, porque cuando uno se presenta en una contienda electoral, una victoria es motivo de festejo, pero no se puede dejar de mirar al otro; Y el otro sujeto que parece lejano, porque es otro distinto a uno, está sufriendo un montón. Estamos hablando de una sociedad en donde hay mucha vulnerabilidad, en donde la pobreza se ha profundizado, en donde las necesidades son cada vez más grandes, en donde la deuda que tenemos se acrecienta cada día y nos quita posibilidades. Entonces, el motivo de festejo es la oportunidad de torcer la historia y cambiar el camino, porque por este camino no podemos ir más. Porque nos llevó a todos a una situación que nadie esperaba. Mucha angustia en la gente y, cuando nosotros compartimos un festejo con los compañeros en agradecimiento por todo lo que han trabajado para llegar a esta resultado, muchos de ellos son los que están pasando momentos de mucha necesidad y de dificultad. Así que estamos con la mirada puesta en el otro, en un momento de reflexión pero también de acción, y tiene que ser una acción contemplativa que lleve recursos a la gente, porque la están pasando muy mal. Hay que hacer mucha introspección, mirar al lado y sacar estas cualidades que siempre hablamos, que no solamente tienen que ver con una cultura, ver al prójimo que le está pasando. Y en este momento ese prójimo está pasando situaciones de mucha necesidad”.

Con el fin de fomentar el turismo y sumar atractivos el municipio complementó este espacio con la construcción de una Casa de Té y un Patio Zen, al respecto Laura señaló: “La idea es potenciar todos los atributos y la riqueza que tiene nuestro distrito, que son un montón. Ya engalanando la entrada, que está en obra en este momento y va a estar terminada para los 60 años del distrito, pero también con la puesta en valor del Teatro Seminari, que se hizo el año pasado y este año tenemos la alegría de estar entre las salas número uno de la provincia de Buenos Aires, en teatros independientes, y uno de los catorce teatros que conforman el libro que editó la provincia de Buenos Aires con los tesoros y las reliquias recuperadas de teatros, donde se brinda cultura y entretenimiento para todo el pueblo.

 

En Maschwitz también se ha potenciado como polo gastronómico, el casco de Matheu que fue recuperado, en cada lugar, respetando la idiosincrasia y los deseos de la gente que vive ahí. Garín ahora tiene el galpón de las ciencias y todo este polo que conforma desde el centro de salud, que al lado tiene una plaza para los más chiquitos. Y así, vamos uniendo obras en todas las localidades.”

En cuanto al triunfo contundente de su esposo, el intendente Ariel Sujarchuk, en las Primarias Abiertas, la diputada reflexiona: “Creo que este resultado que ha obtenido el intendente en las Paso, se debió, en gran parte, a que el vecino, el escobarense, más allá de las diferencias partidarias, se sintió parte de este nuevo Escobar que se viene. Que se sintió contenido. El intendente en las reuniones que ha tenido con los vecinos antes de las Paso, también hacia mea culpa de algunos errores que había cometido, sobre todo en los primeros dos años de la gestión, en donde quizás gestiono no contemplando o escuchando tan activamente como lo hace en este momento.

Creo que muchos vecinos vieron que no es solo asfalto lo que falta, faltan un montón de obras más, y se ha avanzado en todos los ámbitos, en todo lo que hace al quehacer de la vida cotidiana de todos los vecinos. Y creo que en esa escucha, y en esa participación, y en todos los continentes que se han generado a nivel municipal para que los vecinos puedan participar de la manera que más les guste, le sea conveniente en la medida de sus posibilidades, creo que hay un sentido de pertenencia muy lindo que se está viviendo ahora en Escobar, donde ya dejamos de mirar y compararnos con Pilar, para sentirnos menos, o con Tigre o con Campana, sino que ahora hay de nuevo este sentir escobarense que han tenido nuestros antecesores y por eso han creado tanto en nuestro distrito y creo que lo estamos recuperando y esto se ve en las calles, y se ve, por ejemplo, aquí en el jardín japonés, que es para todos”.

El Jardín Japonés de Escobar se llama Tsukiyama Sansui, que significa montaña de agua. Se encuentra emplazado en el cruce de calles Alberdi y Spadaccini, en el centro de la ciudad de Belén, sobre una superficie de 2.500 m2.

Tras la gestión de la diputada Laura Russo, la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, a través de la Comisión de Turismo, declaró de Interés la Celebración de su 50° Aniversario.

A %d blogueros les gusta esto: