“Arturo y el Cabezón”: Otro libro de Juan Carlos Villalba

El cineasta escobarense Juan Carlos Villalba acercó a este matutino un nuevo cuento de su libro en construcción “8.000.000 de historias”. Mientras se espera la próxima edición de éste, su segundo libro, el escritor vuelve a compartir con grupoeldiario.com parte de su contenido.

El libro de Villalba, cuyo título parafrasea la serie televisiva La Ciudad Desnuda (Naked City), un clásico policial de extraordinaria popularidad en la TV norteamericana, que comenzaba diciendo: “Hay ocho millones de historias en la ciudad desnuda”, es sin lugar a dudas otro homenaje a aquella transición hacia los nuevos géneros, en plena crisis de la cinematografía (1958).

Cabe recordar que tiempo atrás, la Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires a través de su presidente, el Vicegobernador, Daniel Salvador, la presidencia del Bloque de Senadores Cambiemos a cargo de Roberto Costa y la Comisión de Libertad de Expresión presidida por Franco Bagnato entregaron el Premio Expresarte, a este destacado vecino por su invaluable aporte a la cultura de nuestra ciudad.

En charla con nuestra cronista, Villalba habla de este nuevo cuento y dice: “Esta historia me conmueve porque habla de queridos vecinos, la historia es real, de punta a punta. Incluso ambas familias me autorizaron a que se publiquen los nombres. En este cuento intento demostrar que la amistad se impone más allá de cualquier ideología. Dos personas que estaban en bandos opuestos, pero la amistad fue más fuerte”.

Villalba, quien además cuenta con una amplia trayectoria en programas de TV y radio local, es sobre todo un reconocido cineasta, y escritor. Autor de los cortometrajes: “El guapo gominita”; “Dónde están los perros”; “Pajarito, el loco de las alas” y de obras maravillosas como “La herencia maldita”; “El misterio de la valija negra” y “Casi cien años de fe”; de su primer libro: “La teoría de Enrique y otros cuentos”.

Juan Carlos prepara, a la vez, otra obra literaria titulada “Apología de la imagen” que está dedicada exclusivamente al mundo del cine y a su propia historia como cineasta. “La intención es mostrar como el cine ha influenciado en la formación cultural en las personas de todo el mundo”, expresó Villalba, sobre el mismo.

Ahora mientras recopila nuevas historias del Escobar que tanto ama, decidió con este cuento brindar una especie de homenaje a otros dos queridos y recordados vecinos de nuestra ciudad en un mensaje claro y contundente sobre los verdaderos e “indestructibles” lazos de la amistad.  Lo compartimos con nuestros lectores.

 ARTURO Y EL CABEZON

Cuando vi al cabezón, de civil, con tres tipos en la puerta del edificio donde yo vivía, pensé:

-Bueno, perdí – dijo Arturo.

Éramos amigos desde hacía muchos años, todos del mismo barrio de Escobar.

El cabezón había ingresada en la Policía Federal.

Arturo militaba muy activamente en la resistencia armada de los años 70.

Aclaro que no voy a justificar ninguna actitud o ideología, solamente relatare los hechos como sucedieron.

Como sabían que ambos eran de Escobar y no conocían a Arturo físicamente, convocaron al cabezón para que se los marcara y así atraparlo

Corría el año 1976.

Lo mire – prosiguió Arturo – Me miro… y no hizo ningún gesto que me delatara, seguí de largo y desaparecí del lugar.

Durante mucho tiempo no supe nada de Arturo.

Varios años después, seria 1980 cuando recibí una carta desde Finlandia, contenía una postal de Superman, con un saludo de él, festejando la vida.

Regreso al barrio por el año 1984, cuando emocionado y tomando un café, me conto esta historia.

-El cabezón no me mando al frente…quisiera darle un abrazo – decía.

El cabezón siempre evito hablar del tema, solo preguntaba cómo estaba y se reía.

A Arturo lo vi lagrimear por los amigos desaparecidos.

Ironía de la vida…? el apellido de Arturo era Videla.

 *Arturo Videla

 *Armando Enrique Herrera

 *Q.E.P.D

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: