Se resistió a un robo y lo mataron  

La víctima es un hombre de 53 años. Era casero en una quinta de la localidad. Fue agredido a balazos delante de su esposa y sus hijas.

Se trata de Julián Abel Alegre, albañil, quien además trabajaba de casero en una vivienda de la calle Los Limoneros al 1500. El hombre se resistió al robo y fue asesinado a balazos delante de su familia por delincuentes que intentaban robar en su vivienda.

Según la investigación que se lleva a cabo, la víctima habría forcejeado con al menos uno de los asaltantes, quien le efectuó un disparo en la zona torácica que le provocó la muerte de manera casi inmediata.

Estaban presentes la mujer de Alegre y sus dos hijas, que vieron la feroz agresión, aunque no fueron atacadas.

En tanto, los delincuentes lograron huir y aún no fueron identificados.

El caso, caratulado como “homicidio en ocasión de robo”, sigue su curso para dar con los agresores y se espera que algún vecino de la zona pueda dar pistas sobre los mismos.

A %d blogueros les gusta esto: