Entre papeles, colores y digitalización

Carla Ferreti es una ilustradora escobarense que ha realizado tanto proyectos chicos como grandes. Entre ellos, el que contiene sus trazos es el conocido libro “Pelota de Papel”

En tiempos donde la imagen fotográfica es gran protagonista por sus grandes perfeccionamientos técnicos, la ilustración no ha perdido terreno, sino todo lo contrario. Esta forma de expresar ideas, humor y representar puede condensar grandes conceptos, y eso es lo que disfrutan sus realizadores. Una joven escobarense que incursiona en este arte es Carla Ferreti, quien si bien hace pocos años que se dedica a esto profesionalmente, desde chica le gusta realizarlo, y actualmente sus ilustraciones han llegado a un libro con gran repercusión.

Las redes sociales es el canal que utiliza para mostrar sus dibujos, lo que muchas veces le permite trabajar de manera independiente. En su cuenta de Instagram @misscarlaina, Carla juega con bocetos e ilustraciones de colores vibrantes acompañadas por algunas frases tipo postales. Una chica pensando en la cama, u otra sentada escuchando música. También frases o expresiones políticas. Así se expresa ella en el mundo digital. También le gusta darle cuerpo a las voces de otros, como lo fue “Johanna y Yoko”, el proyecto compartido junto a Micaela Libson, la guionista de novelas como “Amar Después de Amar” que se emitió por Telefé. El personaje de Johanna era de una muchacha que hacía breves reflexiones en compañía de su gato llamado “Yoko”, sobre temas profundos y cotidianos. La edición se realizaba en imágenes vía la red social Twitter.

Para una artista digital, pasar a un libro debe ser algo fuera de lo cotidiano. Ella fue convocada para ser parte de “Pelota de Papel” un libro de Editorial Planeta que reúne cuentos que escribieron directores técnicos y futbolistas, presentados por escritores e ilustrados por artistas plásticos. Su repercusión fue tal que salieron tres ediciones. Una de ellas, la última, está escrito totalmente por futbolistas mujeres. Carla participó de una de las primeras. “Fue una experiencia muy zarpada, muy linda” dijo respecto a la labor que le tocó realizar, principalmente porque luego de haber ilustrado el cuento que le fue asignado, pudo conocer a los demás partícipes del libro. “Cuando nos fuimos conociendo todos, se vivió como un viaje de egresados”.

 Si bien destaca que fue una gran experiencia formar parte de un libro en el que participaron futbolistas como Juan Pablo Sorín, o ilustradores como Tute, ella resalta que lo que resultó atractivo fue la razón generosa que tenía esta creación: “fue un libro solidario, porque todo lo recaudado por la venta del libro fue a instituciones y fundaciones. De por si me gustó la idea porque me encanta el fútbol, pero me entusiasmó que había algo más detrás de eso” dijo Carla Ferreti.

El diseño y el dibujo también la llevó por lugares diferentes, como la indumentaria. Durante un tiempo realizó junto a una amiga remeras inspiradas en la música, algo que le divertía mucho porque siempre trataban de salir de la idea común: “si nos pedían una remera de los Rolling Stone no dibujábamos la típica lengua, sino que preguntábamos cuál era la canción que tenían por favorita”. Esta anécdota  refleja la característica que ella puede ver en sí misma: el poder expresar con facilidad un concepto.

Los conocimientos que posee vinieron a través de haber estudiado profesorado de Lengua y Literatura en el Instituto de Formación docente de Campana, y la Tecnicatura en Ciencias de la Comunicación en el Instituto 15 de la misma localidad. Además realizó cursos sobre televisión, diseño y marketing. Esto la llevó por otros caminos, como la redacción de noticias, la conducción y producción de radio en Frecuencia 106.5 o ser columnista sobre cine y series web.

Muchos piensan que el motor para hacer cosas es tener un sueño, pero ella en cambio no tiene uno en particular, por lo menos no a largo plazo. En realidad está más bien dispuesta a sorprenderse. De hecho, siente que al haber empezado hace poco tiempo ha hecho cosas que jamás hubiese pensado: “Nunca hubiera imaginado presentar un trabajo en la Feria del Libro para un montón de personas, eso para mí fue, sin haberlo soñado, un sueño cumplido”.

A %d blogueros les gusta esto: