El Padre Pablo repartió pan y café por San Cayetano

Ayer, desde muy temprano, el Padre Pablo Villalba armó un sencillo puesto sobre la ruta 25 y Bancalari, en la localidad de Matheu, para ofrecer un pequeño gesto a quienes pasaron por allí.

Desde la 5 de la mañana, junto a integrantes de Cáritas y algunos jóvenes que dieron una mano, repartieron pan bendecido y un café calentito para la gente que sale a trabajar temprano en la mañana. El objetivo fue, según el propio Pablo, acompañar y “pedir por ellos” en el Día de San Cayetano. Manifestó que buscaron “acompañar a la gente” con “un signo, un gesto nada más”.

El pan tiene, además, un significado importante para el párroco, el del amor de Dios y el de la providencia. Manifestó que la idea es justamente pedirle a Dios que no falte nunca el alimento ni el trabajo cotidiano. También destacó que ese pan es signo de la eucaristía y de la comunión.

Aseguró que esta iniciativa es también una forma de “llegar a todos los hogares”. Remarcó que es una manera de acercarse a quienes no suelen ir a la iglesia. “La idea es salir”, destacó y aseguró que “la iglesia salió a llevarles el pan bendecido a todos los trabajadores”.

Consideró a la jornada del día de ayer como una cuestión novedosa y que la gente se mostró contenta y sorprendida con el gesto. Aunque también comentó con humor que en algunos casos “por ahí no entienden o piensan que les vamos a cobrar el pan o el café, pero no”.

El sacerdote contó que recibieron mucha ayuda y colaboración por parte de la gente en la producción de los alimentos entregados en el día de ayer. “Hay muchas manos atrás de esto”, destacó.

Expresó que “es una idea que surge desde Cáritas, en el día de San Cayetano, pedir justamente paz, pan y trabajo para toda la comunidad de Matheu y también así para todo nuestro pueblo, nuestro país”.

Una mujer que transitaba por la zona y que fue beneficiada con el sencillo gesto se mostró muy agradecida. “Es hermoso que salgan a la calle con estas cosas”, expresó. Remarcó que hasta el momento no se había hecho algo similar en la localidad.

El Presbítero Pablo Villalba reemplazó en junio de este año al Padre Luis Grassi quien estuvo 27 años al frente de la Parroquia San Juan Bautista de la ciudad de Matheu.

A %d blogueros les gusta esto: