Otra vez denuncias por animales sueltos

Continúan sumándose las denuncias por la cantidad de canes sueltos en la vía pública y los distintos inconvenientes que estos ocasionan. Más allá de un marcado crecimiento en el número de perros callejeros, ahora se suma la modalidad de que los animales deambulen durante horas y luego regresen a sus hogares.

Por alambrados perimetrales con roturas o el abrir de portones de las fincas, los animales con dueños han ganado la calle y provocan distintas situaciones de diferente peligrosidad.

Entre los casos mas recientes se encuentra el del Sr. Rivero, vecino de calle Patricias Mendocinas al 900, cuyo vecino de enfrente mantiene a suelto, fuera del predio a 3 perros, que ya han atacado a transeúntes.

Rivero ha hecho la denuncia en Zoonosis e incluso se acercó a Defensoría del pueblo buscando una solución.  Si bien el no ha sido damnificado de manera particular, advierte la peligrosidad de los canes e intenta advertir sobre posibles nuevos ataques. Cabe destacar que el dueño de los animales ante los reiterados reclamos de vecinos ha optado por mantener uno atado durante el día y que suelta de noche, mientras que los otros dos deambulan todo el tiempo por la vía pública.

 En la mayoría de los casos, ante la denuncia de las victimas atacadas, los dueños de los animales muestran no tener la menor empatía por los vecinos y lejos de arreglar sus perímetros o encerrar sus perros al momento de salir, hacen caso omiso de los reclamos. Ni siquiera en los casos extremos donde se producen mordeduras.

Grupoeldiario.com aporta algunos datos que pueden ser de utilidad para los vecinos que sufren esta problemática. En la provincia de Buenos Aires ya se conocen casos de  personas que presentan las denuncias ante la Justicia.

Las víctimas, que van desde roturas en camperas o pantalones hasta heridas de distinta consideración, denunciaron el hecho primero al 911 o a las comisarías, incluso a las direcciones de zoonosis de sus localidades, sin obtener una respuesta favorable. Por ello, tuvieron que dirigirse a la Fiscalía local y radicar allí una denuncia formal.

Según el Código Civil, el dueño del perro debe responder por los daños que cause su animal, ya sea a una persona u otro animal. Si el ataque es a otro perro, debe responder en forma civil por los daños y perjuicios causados, y en el ámbito penal, por delito de daño. Pero si el ataque es a una persona, si se prueba que el animal no fue provocado, responderá por los daños y perjuicios correspondientes. Es importante contar con el certificado médico otorgado por un centro de salud u hospital donde fue atendida la persona y resulta muy conveniente contar con el testimonio de otros vecinos que corroboren la actitud de los canes y  de sus propietarios.

A %d blogueros les gusta esto: