Almuerzo solidario y donación del Rotary Club

El próximo domingo 7 de julio se llevará a cabo en el Centro Ferroviarios de Escobar, un almuerzo solidario organizado por la Comisión Directiva de APANNE (Asociación Padres y Amigos del Niño Neurológico de Escobar), frente a la difícil situación económica que atraviesa la institución, la cual en vista de sus problemas, recibió recientemente una donación importante de árboles frutales por parte del Rotary Club.

 

En una entrevista con el grupoeldiario.com, Antonio “Tony” Mastronardi, presidente de la Organización, manifestó su preocupación por la crítica situación que los atañe, ya que existen atrasos en el pago de obras sociales y se les está complicando manejar una institución que se sostiene a pulmón. Es por ello que entre amigos y familia, tratando de salir adelante, organizaron un almuerzo solidario en el Club Ferroviario de Escobar, el cual será el primer domingo de Julio, con un menú fijo y numerosos premios. El valor de la tarjeta es de $500 para personas mayores y $350 para los más chicos. El menú será “Ravioles con estofado y pollo a la parrilla con ensalada, helado y café”. Sólo hará falta llevar cubiertos y mucha predisposición para pasar una linda tarde.  Además realizarán su famoso “Juego del fideo”, el cual contiene un número para participar de varios sorteos. Entre los premios ya cuentas con dos lechones asados, plantas y electrodomésticos, los cuales equivalen a donaciones que se recibirán hasta el día de la fecha del evento, en la Asociación misma (calle Rivadavia 240, en Belén de Escobar) o en la Granja Educativa de APANNE en Loma Verde, ubicada al final de la calle Los Gomeros.
Por otro lado, una buena noticia para la institución, resultó ser, que el pasado 20 de Junio en horas de la mañana, miembros del Rotary Club de Escobar se hicieron Presentes en la Granja con árboles frutales para entregarles en el marco del Programa Mundial Rotary Plantara un árbol por cada Rotario. Dentro del “Año Rotario”, una de las misiones que tienen este año, es la de que cada miembro se encargue de donar y hacer plantar un árbol. Por este motivo, los rotarios eligieron la Granja de APANNE como el lugar ideal para donar árboles frutales, y en este caso más, ya que cada árbol se plantará en homenaje a cada uno de los chicos que pasaron por APANNE, y que ya no están entre nosotros, así como también, poder darles una calidad de vida especial a los chicos que aún permanecen, en el transcurso de su desarrollo, con un hábitat adecuado. “La granja esta en pleno desarrollo, con escasos medios hace su gente milagros, y los Rotarios estamos a su lado ayudándolos en lo que es posible. Apoyemos la obra de esta entidad”, sostuvieron miembros del Club. Entre los frutales donados hubo ciruelos, higos, naranjos y duraznos, los cuales serán de suma utilidad para la granja y como actividad didáctica para los chicos, en esta gran iniciativa que busca sumar estímulos y avanzar en el desarrollo de niños y jóvenes con discapacidad.

A %d blogueros les gusta esto: