Un operario despedido de Alijor murió por un ataque cardíaco

Claudio Soto, de 54 años, sufrió un infarto en la puerta de la planta Alijor, al enterarse que había sido despedido.

Grupo El Diario.com venia cubriendo la difícil situación de 10 trabajadores despidos a principios del mes de mayo. Tras una audiencia, el martes a la mañana, la fábrica de productos alimenticios, ubicada en la localidad bonaerense de Garín, ayer amaneció cerrada y con los autos de los directivos de la empresa bloqueando el portón de acceso por decisión del dueño de la fábrica.  A esto se suman 240 trabajadores que fueron cesanteados.

Desde el sindicato de Trabajadores de la Alimentación, denunciaron ante la Secretaría de Trabajo  un lockout patronal. La situación y el clima de tensión lejos de cambiar se han profundizado luego de esta muerte.

A %d blogueros les gusta esto: