Detienen a dos médicos acusados de estafar al PAMI

La estafa, que se calcula en unos 1.600 millones de pesos, se realizó a través de análisis de laboratorio realizados por los dos profesionales, que también se desempeñaban en el Hospital César Milstein (ex Francés), en el barrio porteño de San Cristóbal. Se calcula que perjudicaron a unos 54 mil jubilados del PAMI.

 

Los médicos que tenían un laboratorio privado en Pilar fueron detenidos en las últimas horas, acusados de liderar una estafa multimillonaria contra el PAMI. Usaban insumos públicos en su emprendimiento privado.

Una de las detenidas  es la médica María Sol Serrano, quien encabeza un laboratorio de anatomía patológica y citodiagnóstico en el edificio Polo Uno, ubicado en Panamericana y Ruta 25. El otro nombre aún no trascendió. Además, se investigan a otras tres personas.
Se trata del caso que tomó estado público días atrás, luego de que por orden de la justicia federal se allanara el Milstein -que actualmente se encuentra bajo la gestión del PAMI- y se detuviera a los profesionales, en el marco de la denominada “Operación PAMI paralelo”.
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en una conferencia de prensa, explicó el operativo para descubrir la maniobra.
“Cuando hablamos de mafias grandes y chicas nos referimos a esto. En este caso, dos médicos que tenían una prestigiosa clínica privada (sic) en Pilar utilizaban los recursos de PAMI, es decir de nuestra gente mayor, en beneficio propio”.

La funcionaria explicó que los médicos patólogos “utilizaban los insumos del hospital, provocando que muchas veces quienes iban al hospital público a hacerse estudios no pudieran porque no había materiales, o recibieran turnos a muy largo plazo”.
Si bien todavía no está la cifra exacta de lo que implicó la estafa, la Ministra indicó que “cada uno de estos análisis valen alrededores de 10 mil pesos” y que “la defraudación se llevó adelante durante diez años”, por lo que el Ministerio informó a través de un comunicado que se estima que el monto excedería largamente los mil millones de pesos.
La denuncia fue efectuada por el director ejecutivo de PAMI, Sergio Cassinotti, y el director del hospital, Jacinto Lazo, quien fue quien notó irregularidades en el área de Patología.
La investigación arrojó que no sólo se realizaban biopsias en el laboratorio privado, sino que también se enviaban resultados a los pacientes desde las computadoras del nosocomio porteño.
La detención de los médicos fue llevada a cabo por agentes federales de la División Investigación de Falsificación y Adulteración de Fármacos.

La Policía decomisó en los allanamientos a los domicilios particulares de ambos: 340 muestras de laboratorio, computadoras y documentación y delantales médicos con inscripciones de PAMI.
Mientras que en las requisas realizadas en la clínica privada pilarense se incautó material de laboratorio, 800 muestras, computadoras, celulares y expedientes y se procedió a la clausura por orden del juez-

La causa se encuentra en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº  10, a cargo de Julián Ercolini, Secretaría Nº 19 de Julia Sosa. Esta caratulada “Defraudación a la Administración Pública Nacional” y además de los dos detenidos, están siendo investigadas otras tres personas.

A %d blogueros les gusta esto: