Juicio al prefecto que mató a un vecino de Garín

En las últimas horas, la Justicia porteña elevó a juicio oral la causa en la que el prefecto Daniel De Jesús Acosta quedó imputado por haber matado de un tiro a Damián Cutrera, vecino de la ciudad de Garín.

Acosta, quien fue procesado el 16 de octubre por la jueza Patricia Guichandut como presunto autor de homicidio agravado por el uso de arma de fuego con dolo eventual, ahora será juzgado por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°25, presidido por la jueza Ana Dieta de Herrero.

Cabe recordar que en la madrugada del 30 de septiembre del 2018, Cutrera y Acosta fueron protagonistas de un confuso episodio seguido de una discusión sobre la autopista Illia. El cabo primero, de 28 años, viajaba con su familia, en sentido a provincia y, tras un presunto encerrón previo, discutió con Cutrera que había bajado del auto para increparlo, cuando ambos estaban detenidos en el peaje. Acosta le disparo a través de la ventanilla a Damián Cutrera (48), que había bajado de su auto y se acercó al coche del efectivo para increparlo.

El abogado del prefecto, Ricardo Izquierdo, siempre aseguró que este actuó en legítima defensa.

Si bien Acosta había sido excarcelado tras pagar una fianza de 80.000 pesos y fue reincorporado a la fuerza de seguridad federal, en los últimos días, la jueza Guichandut rechazó el pedido que hizo la defensa para trasladarlo a cumplir sus funciones a la provincia de Santiago del Estero.

Según la declaración de Acosta, Cutrera se bajó junto a otra persona y se acercó amenazante a su auto y él le disparó porque pensó que se trataba de un robo. Oportunamente dijo que el arma se activó en medio de un forcejeo, luego de que la víctima intentó quitársela. Esto se contradice con el testimonio de la esposa de Cutrera, quien viajaba a su lado en la fatídica madrugada, quien afirmó que a metros del peaje el cabo primero los encerró y se puso delante y luego dio marcha atrás en dos oportunidades chocando su vehículo. Cutrera y su cuñado bajaron del auto y fueron a increpar a Acosta quien inmediatamente al verlos efectuó un disparo contra el vecino de Garín. Las imágenes de las cámaras de seguridad muestran que dos hombres rodean el vehículo del cabo, uno de cada lado y de manera instantánea el cuñado de la víctima, sale corriendo después del disparo. “Fue un caso de gatillo fácil”, había asegurado la esposa de Damián.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: